Abuso policial: ordenaron la detención del comisario Walter Mamaní

Judiciales 23 de julio de 2020
Tras el pedido de la fiscal de DDHH, Verónica Simesen del Bielke, el juez de Garantías de Joaquín V. González, Héctor Guzmán Salustros, ordenó la detención del comisario acusado de abuso de autoridad. 
multimedia.normal.8be6a8f2062e1f7a.636f6d69736172696f5f6e6f726d616c2e6a7067

Finalmente, y tras la viralización de nuevas imágenes que muestran como los policías buscaron entorpecer la investigación dañando el vehículo del joven que denunció el armado de un operativo, el juez interviniente ordenó la detención del jefe policial, como de los otros uniformados que participaron del incidente en Apolinario Saravia. 

El comisario Mamaní está acusado del delito de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, todo en perjuicio de Luciano Diez. 
Luego de conocerse un video donde claramente queda al descubierto toda la maniobra corrupta realizada por el efectivo y otra filmación donde se observa como daña la patente del vehículo involucrado, la fiscal Verónica Simesen de Bielke pidió la detención del comisario y finalmente hoy el Juez de Garantías resolvió acceder a ese pedido porque se entorpeció la investigación. 

Mamani-walter-696x389Fiscal pide la detención del comisario Walter Mamaní

El pasado 28 de junio cuando el joven Diez circulaba en el rodado de su madre sobre la avenida 9 de Julio, en inmediaciones del Parque Norte - Sala Nido, de Apolinario Saravia apareció una camioneta policial (N´ 1745) en sentido contrario, donde estaban los policías imputados: el comisario Walter Ezequiel Omar Mamaní, la sargento Julia Díaz, el sargento Sergio Argañaraz y el cabo Juan Giménez. Sin motivo aparente realizaron disparos, al parecer tratando de amedrentar al joven.

Lejos de quedar ahí, la historia siguió. El comisario y "su gente" se trasladaron hasta el domicilio del joven, y es justamente de ese instante del que surgieron nuevas imágenes. Mamaní llega a la casa de quien el consideraba sospechoso y tras llamar se observa cómo se acerca al rodado de la señora Iris Waidelich, madre del joven, dobla la chapa patente y vuelve a ubicarse en la puerta de ingreso. Segundos después, al parecer tras darse cuenta de la cámara, regresa e intenta en dos oportunidades enderezar la patente.

Te puede interesar