Acuerdo

Opinion 17 de octubre de 2019
Comenzó en Mar del Plata el Coloquio de IDEA, un encuentro de los principales operadores de la economía del país. Empresarios, ejecutivos, académicos, referentes del gremialismo y dirigentes políticos se dieron cita para debatir bajo el lema ‘A los hechos‘. Mil inscriptos que escuchan a 70 oradores y participan del debate de 28 paneles dan cuenta que el crecimiento para permitir el desarrollo es una cuestión pendiente en la Argentina.
0036947860

Por allí anduvo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que suele ser un participante frecuente de pasillos que transitan quienes tienen en el poder su aspiración vital. En reflexiones compartidas con la prensa que cubre el acontecimiento hizo notar que según datos del Banco Mundial, en los últimos 25 años en el mundo 1.000 millones de personas han salido de la pobreza. “Esto quiere decir que en el país se marcha a contramano, lo que tiene que ver con alguna incapacidad para resolver cuestiones de fondo”, dijo el mandatario para sostener su demanda de un verdadero diálogo.

Sin embargo, el Banco Mundial tiene una opinión muy alta de la que considera una de las principales economías de América Latina. Reconoce que la Argentina está en la búsqueda de lograr un crecimiento económico sostenido que le permita promover su desarrollo con inclusión social.

Esta afirmación deriva de un diagnóstico sistemático del país que ha publicado con el título de “Hacia el fin de las crisis en Argentina”. Un nutrido y enjundioso equipo, integrado por miembros del Grupo Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional, desarrolló una tarea de investigación que se alimentó de aportes del gobierno nacional, investigadores, miembros de la sociedad civil y otras partes interesadas. Y con datos históricos y actuales -más que con los acontecimientos macroeconómicos- definió los desafíos a mediano y largo plazo que enfrenta Argentina en términos de desarrollo. Y esa decisión fue sabia ya que el informe se finalizó a principios de agosto de 2018, semanas después del comienzo de la inestabilidad económica que atraviesa esta nación.

Pero queda como hoja de ruta para quienes por este tiempo de cambio de gobierno y de crisis social como consecuencia del fracaso de la política económica, están buscando señales de un camino de salida. Allí están los participantes del Coloquio de IDEA sosteniendo una búsqueda central que, señalaron, es alinear el desarrollo individual y el interés de las empresas y organizaciones con un futuro nacional promisorio.

La principal conclusión del Banco Mundiales que el modelo de desarrollo que debería adoptar Argentina debe basarse en el crecimiento mediante la apertura de la economía y el establecimiento de las condiciones para sostener la actividad del sector privado. Visualizó que las nuevas fuentes de crecimiento para el desarrollo en Argentina demandan un amplio y diverso conjunto de reformas, que habían comenzado a implementarse en 2016, para evitar los ciclos económicos de expansión y recesión que predominaron desde 1950.

Pero anticipó dificultades para transitar ese camino. Las fuerzas que causaron inestabilidad política y económica en el pasado todavía existen y es probable que influyan a futuro, señaló el Banco Mundial en el informe. Por ello planteó la necesidad de un amplio apoyo y salvaguardas adecuadas para los vulnerables, a fin de evitar la paralización de las reformas.

Si el Banco Mundial es un indicador para determinar si se camina o no por una senda virtuosa, podrán atenderse estas recomendaciones. Todo puede servir para un gran acuerdo que se demanda desde diferentes sectores políticos.

Salta, 17 de octubre de 2019

Te puede interesar