Temas

Opinion 02 de octubre
La inminente elección legislativa del 22, encuentra al gobernador Juan Manuel Urtubey fortaleciendo alianzas con gobernadores de distintos puntos del país. No es una tarea novedosa ya que desde el año pasado viene firmando  convenios con provincias con las que hay puntos en común, tal la condición de destino turístico o, en otro extremo, sustentan su crecimiento sobre economías regionales.
URTUBEY

Hoy realiza su segunda visita a Tierra del Fuego donde se desarrolla el Primer Foro de Desarrollo e Inversiones, organizado por el gobierno de la que es la provincia argentina más joven. Su participación avanza en los temas sobre los que están trabajando todos los mandatarios, como la relación fiscal con el Gobierno Nacional. También se ha incluido en el temario común la necesidad de dar competitividad a la producción del interior.

Es así que ha ratificado el esfuerzo por discutir en conjunto las necesidades territoriales para tener una Argentina federal.  Uno de los objetivos es la vinculación de mercados para que el desarrollo sea integral, según la prédica que hoy ha llevado al gobernador a un destino tan lejano.

La tarea institucional no se despega de sus propósitos políticos, lo que justifica que esté promocionando los objetivos de su gestión económica en Salta como un modelo para proyectar en todo el país. Reconoció que hay un trecho aún por recorrer, en cuyo tránsito se deben discutir cuestiones como logística de transporte, energía, comunicaciones, financiamiento, matriz tributaria, política laboral y formación y capacitación del recurso humano de los argentinos.

Esa enumeración es, en realidad, una propuesta para armar una agenda de temas en las que están trabajando  las administraciones provinciales, en el marco de una relación más abierta con el Ejecutivo Nacional. A la cabeza figura el acuerdo que se debe alcanzar para frenar la pretensión de la provincia de Buenos Aires de recuperar un fondo que amenaza con desfinanciar al resto de los estados provinciales.

También se discute un reparto de obras e inversiones que se expresará en el presupuesto 2018, mientras avanzan algunas realizaciones impensables desde dos décadas atrás. Un caso son las obras del ferrocarril, que están avanzando fuerte, según Marcelo Lazarte, coordinador de la Unidad de Proyectos Ferroviarios de Salta, luego que el viernes pasado se lanzara la segunda etapa para la recuperación de ramales esenciales para el transporte de la producción local, que exigirá una inversión importante hasta 2019 en que estará plenamente operativo.

Estas negociaciones no se imponen en el centro de atención ciudadana, cubierto por la demanda de candidatos a ocupar bancas municipales, provinciales y nacionales, que convocan mediante propuestas más inmediatas y cercanas. Pero la tarea de fondo es la otra, teniendo en cuenta –como dijo el gobernador- que Salta es el doble de pobre que el resto de Argentina.

 Salta, 02 de octubre de 2017

Te puede interesar