Línea

Opinion 28 de septiembre
Por primera vez en una provincia argentina, comenzó a operar en Salta una línea telefónica de atención ciudadana. Se trata de una herramienta que apunta a mejorar la accesibilidad a los servicios que presta el Estado, agilizar los trámites de particulares y sistematizar datos a fin que los funcionarios tengan un acabado informe del funcionamiento de las distintas áreas de gobierno.
telefono

La primera virtud de esta herramienta es que se trata de un número simple que, en no más de un año, tendrá incorporados a todos los organismos centralizados, descentralizados y autárquicos de la administración provincial y municipal. Ya son diez los intendentes que suscribieron sendos convenios para que los vecinos del interior también cuenten con ese servicio.

Con su puesta en funcionamiento, el 148 será el canal para que los ciudadanos hagan cualquier reclamo, trámite y consulta. En consecuencia, el 911 quedará  para cumplir su función que no es otra que la atención de las emergencias.

La incorporación de ese recurso tecnológico es consecuencia de una decisión política de optimizar la prestación de servicios públicos. Apunta a resolver situaciones cotidianas que toman tiempo del ciudadano en gestiones que se complican cuando el Estado se manifiesta alejado de las necesidades de la gente, convirtiéndolas en demanda insatisfecha.

Con más de 30 líneas gratuitas puestas a disposición de los usuarios de servicios del Estado, la conclusión es que hay una deficiente atención. En conjunto, estos 0800 reciben unas 350 mil llamadas por mes. No todas son de reclamos, muchas son de consultas pero a pesar que el 65% se originan en situaciones de urgencia o gravedad, sólo un tercio cierra exitosamente. Este diagnóstico es oficial por lo que no quedan dudas de la necesidad  de introducir una mejora impostergable.

Por ello es que el hombre común encontró por sí mismo una forma de apurar una repuesta aún cuando en buena parte de los casos no hay una solución pertinente. De más de 4 mil llamados que por día se hacen al 911, solo una parte constituyen una emergencia.

Otra de las fortalezas de la nueva línea es que permitirá un relevamiento preciso de la capacidad de acción de distintas áreas del gobierno. La línea de atención ciudadana ha sido diseñada como una vía de doble mano, porque habrá un seguimiento y una devolución a los que consultaron, tramitaron o reclamaron. Esa gestión desnudará las falencias que de la gestión, que en no pocos casos suele un factor agravante de la situación denunciada.

El gobernador de la Provincia dijo en el lanzamiento de la línea que el empleado público sabrá de ahora en más, que la administración no es una zona de confort.

La línea de funcionarios  deberá entender  que comienza una evaluación diaria de su gestión.

Salta, 28 de septiembre de 2017

Te puede interesar