Internas

Opinion 10/08/2017
A horas de su realización, el Gobernador de la Provincia ratificó las virtudes de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. Sin embargo, no hubo marcha atrás por parte del Presidente de la Nación, quien buscará eliminarlas luego que se cierre en octubre el proceso electoral de medio tiempo.
URTU VOTANDO

El principal argumento a favor sostenido por el mandatario provincial es evitar que el electorado tenga opciones en listas prefabricadas por la burocracia partidaria. Juan Manuel Urtubey enfatizó en que su principal ventaja es que a los candidatos no los elijen los partidos.

A las razones políticas del titular del Ejecutivo salteño se contraponen motivos economicistas esgrimidos por su par nacional. Mauricio Macri tuvo en cuenta que este año, en buena parte de los distritos no habrá internas y la participación obligatoria es para alcanzar un piso que les permita participar en las elecciones de octubre. Al ratificar que este año va a proponer su anulación, expresó su “bronca  por tirar $ 2500 millones" en las PASO, ya que en muchos distritos habrá listas únicas, lo que es –a su juicio- una falta de respeto.

El entusiasmo participativo que se expresa en Salta, particularmente en los principales frentes, no existe en buena parte del país. Hay seis distritos no habrá competencia interna en ninguna de las agrupaciones que se presentan: Formosa, La Rioja, Misiones, Tierra del Fuego, Río Negro y Santiago del Estero. El oficialismo nacional, que se empeñó en no tener internas, tendrá primarias  en 11 distritos: Catamarca, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Neuquén, San Juan, San Luis, Santa Cruz y por supuesto, Salta. Mientras que el peronismo en sus distintas vertientes dirimirá postulantes en 12: Salta, Ciudad de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Santa Cruz, Santa Fe y Tucumán.

Más aún, se trata de una práctica que no está generalizada en el país para las elecciones provinciales. Solo ocho tienen PASO, asimilables a las nacionales: Salta, Provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma, Catamarca, Chubut, San Juan, San Luis y Santa Fe. La Pampa y Entre Ríos tienen su propia versión, como en este último caso en que no son obligatorias.

Debe reconocerse que con su aplicación no ha mejorado la vida interna de los partidos. La denominada ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral no ha impactado en estructuras que han abandonado prácticas saludables, como el de internas para la elección de sus propias autoridades. Los esfuerzos apuntan a armar listas consensuadas digitadas por la conducción de turno.

Una ley no va a resolver uno de los grandes problemas que hoy registra la democracia argentina. Es la crisis de los partidos políticos, que está en el fondo de la realidad política nacional.

Salta, 10 de agosto de 2017

Te puede interesar