Integridad

Opinion 08/08/2017
Mientras La Rioja expresa públicamente su repudio a la anulación de la oficialización de la precandidatura a senador de Carlos Menem, el justicialismo en todo el país va cerrando filas en torno de la figura del ex mandatario y actual legislador nacional.
menem chau

Más que la condena por contrabando de armas y el inminente procesamiento por la explosión intencional de una fábrica de armas, defiende el principio de inocencia hasta que se agoten las apelaciones.

No es la primera vez que Carlos Saúl Menem se queda sin re-reelección. La primera vez fue por un impedimento constitucional a un tercer mandato presidencial, en 1999. Esta vez lo impuso la Cámara Nacional Electoral que apuntó a la integridad de quien se postula a un cargo público. El precedente que aplicaron los miembros de la Cámara fue un fallo de 2003, que inhabilitó a Raúl Romero Feris como candidato también a Senador Nacional, en razón de haber sido condenado penalmente por delitos de corrupción, aun cuando las sentencias no estaban firmes.

En los fundamentos, señala que el derecho a ser elegido aparece estrechamente ligado a una determinada concepción de la representación. Se espera de los elegidos cualidades singulares, se les exigen condiciones distintas y más estrictas que las que se requieren al elector. Es que la persona del candidato también constituye la oferta electoral.

 Apunta a la idoneidad que en la Constitución Nacional se exige para la admisibilidad en los empleos que no excluye la imposición de requisitos éticos, como son los atinentes a la integridad de la conducta. La Cámara indicó que el requisito de idoneidad estriba en carecer de antecedentes penales; cuanto mayor sea la jerarquía del empleo o de la función, mayor debe ser el grado de moralidad a exigirse.

Otro dato no menos significativo es que más allá de la presunción de inocencia, las condenas gozan de la presunción de certeza y legitimidad en virtud de haber sido dictadas por un tribunal competente, conforme a derecho y con todas las garantías del debido proceso legal. Es el fundamento que trata de desbaratar la principal oposición de quienes tratan de salvar la pre candidatura del ex presidente.

En esa vereda se puso a la cabeza del rechazo el propio gobernador  de La Rioja, quien consideró que es un atropello más contra su provincia. Se habló también de  un fuerte componente político por tratarse de un dirigente opositor que tenía asegurado su triunfo el próximo domingo.

En ningún caso el justicialismo menciona la corrupción por lo que no parece considerar que hay una sociedad que demanda una lucha más contundente y con menos claudicaciones contra ese flagelo. Y dejar esa batalla en manos de una ciudadanía que solo tiene al voto como arma, es dar la espalda a uno de los problemas más graves que padece el país.

Salta, 08 de agosto de 2017

 

Te puede interesar