Dato

Opinion 17 de julio
Se reanudaron hoy las clases en toda la Provincia luego de las vacaciones de invierno. Tal circunstancia pone la atención en un sector de vital importancia, ya que se vincula con una de las principales tareas del Estado: la formación del recurso humano.
educacióndestac

Un cúmulo de hechos ponen este reinicio de la actividad en las escuelas y colegios en un momento muy especial. A la propia actividad en las aulas, se suma la negociación salarial, que suele perturbar el normal desarrollo de clases. Además, las actividades colaterales del sistema educativo –que atiende la problemática social de la comunidad a la que sirve- imponen mayores exigencias al gobierno provincial de la educación y más responsabilidades  al sector docente. Considerando este complejo panorama, resultan inoportunas en el mejor de los casos las incidencias internas del mayor gremio de la educación de la provincia.

Quizás ha pasado inadvertido en estas jornadas un dato muy relevante. Entre hoy y el miércoles, alrededor de 4 mil estudiantes de nivel medio deben rendir materias pendientes, equivalencias, libres o para completar carrera. La conformación de las mesas examinadores prolonga en tres días las vacaciones de los alumnos que no tienen estas obligaciones.

Esta es la punta de un iceberg que las autoridades educativas observan con preocupación. La primera evaluación nacional, que se realizó hacia fines del período lectivo anterior y permitió ponderar distintos aspectos de la situación de la educación, reveló el impacto que tienen las materias previas en el tramo final del nivel medio. Más del 34% de los alumnos de 5° y 6° año tienen pendientes asignaturas de cursos anteriores, guarismo que supera el 37% si el análisis se centra en los colegios públicos.

Este problema tiene un efecto negativo muy alto, ya que está en el origen de la deserción o el egreso tardío de más de un tercio de los estudiantes salteños. La frustración en los jóvenes, el alto costo para el sistema educativo  y los efectos sociales consecuentes forman parte de los parámetros que colocan a Salta entre las provincias de menor desarrollo social.

Los ministerios de Educación de todo el país analizan propuestas para los cambios en la escuela secundaria que se propone la actual gestión nacional. Lo que se ha conocido hasta el momento anticipa reformas de fondo, que arrastra como primera condición un cambio en la formación docente. Los operadores del sistema educativo, especialmente directivos y profesores han sido convocados a una participación activa.

También se debe demandar un mayor compromiso de la dirigencia política, que carga un liderazgo social. La reactivación de la actividad escolar debe servir para la reflexión sobre estas cuestiones, promoviendo el involucramiento de la familia, de sus referentes y de los gobernantes.

Salta, 17 de julio de 2017

Te puede interesar