Mejora

Opinion 12/07/2017
Desde hoy se aplica el trasbordo electrónico en uno de los corredores del transporte colectivo de pasajeros del área metropolitano. El mecanismo progresivamente se hará extensivo a otros, a partir de la próxima semana.
saeta corredor 7

Se trata de una modalidad de trasbordo que consiste en viajar con un solo boleto a mayor distancia entre líneas de un mismo corredor.  No es de enunciación sencilla pero seguramente será comprendida por los usuarios para los que potencialmente está destinado el beneficio. Hay restricciones en combinaciones, tiempo de aplicación y cantidad.

El primer  corredor en el que se prueba el mecanismo es el 7 y la combinación permitida es de 7A y 7B a 7C, 7D, 7E. Los tiempos permitidos oscilan entre 40 y 70 minutos para un mismo boleto y por tarjeta, sólo se habilita para uno, aunque con ella se compren varios.

Para algunos bolsillos será de gran ayuda, atento a que va a morigerar el impacto del último incremento dispuesto para el servicio que presta SAETA. Para el conjunto de los usuarios, otras son las inquietudes que tienen en relación a ese ajuste. Por ejemplo, previo a la audiencia pública que determinó el incremento se denunció el oscurantismo de las cuentas del sistema y los participantes en la escuálida reunión dejaron en pie sus reparos por la imprecisión de los datos puestos a disposición en esa oportunidad.

Es así que desde el prestador, desde el regulador o desde cualquier estamento del Ejecutivo Provincial no se rechazó o aprobó el cálculo que desde consultores especializadas se dieron a conocer y que indicaban que en el último año y medio las tarifas se incrementaron casi en un 100% mientras la inflación no ha superado el 40% o 45%. Las cifras oficiales analizadas en la audiencia informaron que los ingresos mensuales de la operación del servicio ascienden a 200 millones de pesos, correspondiendo 80 millones la recaudación por las  ventas de boletos.

Pero los nuevos valores están vigentes, ya no hay nada por discutir y queda a voluntad del prestatario los beneficios que se otorguen a los usuarios. Especialmente se debe dar atención a los reclamos que genera el servicio. Hay un informe oficial de la Autoridad Metropolitana del Transporte que señala que son ínfimos respecto del volumen de pasajeros; eso sí, se reconoció que buena parte de los pasajeros no recurren al sistema formal habilitado al efecto pero sí utilizan otras vías, como denunciar en los medios de comunicación, o a través de las redes sociales.

Son más de 180 millones de personas las que transportó SAETA en 2016.  Es una cantidad importante aunque no necesariamente marca un techo de usuarios; es lo que hubo no lo que debiera haber.  Aún sobrevive la informalidad en el sector.

Mucho hay para mejorar y cualquier medida que implique un beneficio puede concurrir a reducir esa deuda.

Salta, 12 de julio de 2017

Te puede interesar