Está listo el primer borrador del proyecto para bajar la edad de imputabilidad

El Pais 11 de julio
El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, indicó que la primera versión del proyecto gubernamental de reforma del sistema penal juvenil está terminada y confirmó que la edad de imputabilidad fijada es de 14 años para delitos gravísimos y de 15 años para los muy graves.
baja imputabilidad

Los gravísimos tienen penas mayores a 24 años, mientras que los muy graves tienen una condena mínima de 15 años.

En los próximos días, abogados de los distintos ministerios revisarán el texto junto con los integrantes de la comisión redactora para ajustar los detalles para que –posteriormente- sea elevado al Congreso para su tratamiento legislativo.

Dicha a comisión estuvo integrada por jueces, fiscales, expertos en justicia penal juvenil, educación y salud.

"El proyecto está terminado en su primera versión, después de un año y medio de trabajo y en los próximos 15 días habrá reuniones con los ministerios involucrados para terminar de ajustar detalles", señaló Garavano.

En la actualidad, Argentina no tiene un régimen de responsabilidad penal juvenil como lo dispone la Convención de los Derechos del Niño. Rige el régimen penal de la minoridad, establecido por una ley de la dictadura de 1980.

Dicha norma establece dos categorías: una, de 16 a 18 años no cumplidos, y otra para los menores de 16 años. De los primeros, dice que son "relativamente imputables". Se les hace un proceso, pero la sentencia y la pena no se fijan hasta que cumplan los 18 años.

En tanto, los menores de 16 son absolutamente inimputables y no punibles.

Si se les imputa un delito, el expediente penal se cierra y se abre otro, el tutelar. Si del estudio de ese expediente, el juez llega a la conclusión de que el menor está en peligro moral o material "puede disponer de él". En estos casos, vuelve a tener relevancia la situación económica del menor y su familia.

De acuerdo a lo informado por iProfesional a principios de año, la propuesta no contaría con el apoyo de un número importante de legisladores de la oposición, fundamentales para aprobar la iniciativa, ante el bajo número de miembros de Cambiemos.

Esto fue confirmado por el ministro de Justicia, quien sostuvo que si hay consenso -lo que aparece un poco lejano a esta altura- el proyecto será enviado al Congreso antes de las elecciones legislativas de octubre próximo o luego de ellas, si no hay acuerdo.

Garavano señaló que en cualquiera de los dos casos se buscará "cumplir con lo que dijo" el presidente Mauricio Macri, quien se había comprometido a proponer un régimen penal juvenil que reemplace al actual, que data de los años de la última dictadura cívico militar.

Desde el Gobierno esperan que la futura composición del Poder Legislativo -cuya mitad de Diputados y un tercio del Senado se renueva a fines de este año-, ayude a contar con un número cercano al quórum y no los obligue a negociar demasiado para aprobar la propuesta.

Te puede interesar