Afirman que con Milagro Sala hay una forma de regulación de la disidencia política en Jujuy

El Pais 16/08/2016 Por
El Decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta Alejandro Ruidrejo, habló por Aries sobre el pronunciamiento firmado por rectores y decanos de universidades públicas de todo el país reclamando la libertad de Milagro Sala y el cese de la represión contra trabajadores en Jujuy
c2a021d1478185b3bb71d6fc61f8ddcd_L

El Decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta Alejandro Ruidrejo, habló por Aries sobre el pronunciamiento firmado por rectores y decanos de universidades públicas de todo el país reclamando la libertad de Milagro Sala y el cese de la represión contra trabajadores en Jujuy.

El documento suscripto por autoridades académicas plantea además la restitución de las libertades democráticas para todas las organizaciones y militantes sociales de la provincia de Jujuy.

Al respecto, Ruidrejo indicó que “una importante cantidad de miembros de la comunidad académica nacional siente una profunda inquietud por lo que se puede denominar de acuerdo al filósofo Giorgio Agamben, un estado de policiamiento y de suspensión del derecho, lo que mina el espíritu democrático”.

Planteó que el caso de Milagro Sala en Jujuy es un indicador de lo señalado y puede llegar a suspender el Estado de Derecho y generar estas condenas anticipadas que se vieron en Jujuy.

“Aparentemente en el caso de Milagro y de la organización Tupac Amaru, estas prácticas se generan como una forma de regulación de la disidencia política”, dijo Ruidrejo y agregó que “sin adelantar juicio sobre la situación de Sala, existe el peligro de asentar la vida democrática en una especie de Estado de excepción”.

Dijo que el comunicado firmado por miembros de universidades públicas y del CONICET manifiesta solidaridad y preocupación por el modo en que se concibe la convivencia política en Jujuy.

Además planteó que ante el “poder soberano capaz de castigar de un modo desembozado sin dar cuenta de los fundamentos jurídicos de un encierro, se encuentran las últimas formas de resistencia que es poner en juego la propia vida como resistencia a una hegemonía de poder”.

Por otra parte, Ruidrejo dijo que su compromiso con los principios democráticos lo llevan a posicionarse ante cualquier forma de encierro injusto y que el paradigma de ello es Guantánamo.

Te puede interesar