Exconvicto en contra de la sindicalización de presos y del pabellón Vip

Policiales 11 de mayo de 2019
El proyecto que propone crear un sindicato que bregue por el derecho de los privados de la libertad, la reinserción social, la situación del penal de Villa Las Rosas y la existencia de un pabellón Vip, fueron temas abordados en el programa Noticia Criminis.
Villa las Rosas
Villa las Rosas

Gustavo Tolaba cumplió una condena de 12 años en el penal de Villa Las Rosas, estuvo acusado de ser quien amedrentó al intendente Gustavo Sáenz, sobre lo cual aseguró “quedo demostrado que no tenía nada que ver”, y hoy trabaja como secretario jurídico y asesor técnico en algunos estudios.

“No comulgo con la propuesta, no me parece lo más adecuado”, consideró.

Sostuvo que si él hubiera sido el autor de la propuesta, la hubiera canalizado por otra vía, es decir una fundación o alguna ong, de forma tal “que no revista un cierto atropello a la sociedad”, porque suena “un tanto grosero” para quien trabaja doce horas diarias y no llega al sueldo mínimo.

“Yo lo hubiera hecho de otra manera más abocado a la reinserción social y no tanto hacia los beneficios durante el cumplimiento de la pena”, manifestó Tolaba.

Consultado sobre si es posible la reinserción social, aseguró que es posible “pero depende de varios factores, como por ejemplo ser consciente de que uno es artífice de su propio destino”.

En este sentido insistió en que “poder, se puede”, y para ello es necesario que surja la necesidad de cambio en uno mismo para después empezar a ser ayudado por las instituciones.



Tolaba considero que el mayor problema en el penal de Villa Las Rosas en la actualidad “es el hacinamiento y condiciones de alojamiento”.

Recordó que antes la institución era un modelo a nivel nacional pero al estar abarrotado ahora se “deberían implementar medidas tendientes a menguar esa situación”.

Sobre la existencia de pabellón de presos VIP, reconoció que “hay sectores que están en cierto modo apartados de lo que es la población general y tiene accesibilidad a ciertas cosas que el resto de la población no. Hay detenidos que pueden gozar de beneficios que un detenido común no”.

Detalló que en el tiempo que estuvo en la unidad fue cuando se dio la fuga de Marcelo Torrico (condenad a prisión perpetua en 1999), se pudo corroborar que “existía un lugar especial donde el régimen carcelario no era igual para el resto que para él”.

“No sé si protección pero son medidas jurídicas que se van adoptando a través de oficios que el Servicio obviamente da cumplimiento”, finalizó Tolaba.


bdac63c3-e4b1-436e-adba-ba0af0009ea4




Te puede interesar