Preocupa en Argentina la contaminación de aguas con Viagra

El Pais 11 de mayo de 2019
Junto con un antiepiléptico, es uno de los dos principales fármacos que se detectan en aguas superficiales, lo que podría tener consecuencias ambientales y sobre la salud humana. Ahora, científicos de La Plata desarrollaron un método para removerlos.
rio

Informes del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIM), dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), revelan que el sildenafil (el principio activo del Viagra) junto a una droga para la epilepsia, son los dos fármacos con más presencia en las aguas superficiales de Argentina, incluyendo ríos, arroyos y lagos, lo que podría tener consecuencias negativas sobre el ecosistema y la salud humana.

"En estudios ecotoxicológicos realizados en efluentes de aguas residuales en Argentina, en las que se detectaron estos contaminantes emergentes, se observó estrés oxidativo en las branquias y el hígado de peces, así como cambios metabólicos, daño histológicos y neurológicos", indicó a la Agencia CyTA-Leloir Nasly Delgado, becaria doctoral del CONICET en el grupo del doctor Damián Marino en el CIM.

Delgado agregó: "Por esta razón, y pensando en posibles consecuencias también para la salud humana, es preciso proteger los cuerpos de agua de nuestro país y del mundo".

Con ese objetivo en mente, los investigadores del centro platense ensayaron y presentaron una tecnología capaz de remover de las aguas ambos contaminantes. "Aunque se han obtenido resultados muy satisfactorios en escala piloto, hacen falta algunos experimentos en períodos de tiempo más prolongados antes de que pueda transferirse al mercado", sostuvo Delgado, una ingeniera ambiental graduada en la Universidad del Cauca, en Colombia.

Desde hace alrededor de tres años, los investigadores de La Plata vienen desarrollando esta tecnología para aplicarla en las plantas de tratamiento de aguas residuales domésticas como un proceso terciario o de "pulimiento", aunque no descartan su aplicación como filtro en aguas potables.

Del avance también participan Marino, Alberto Capparelli y Agustín Navarro, directores del estudio y también investigadores de la UNLP.

Fuente: Agencia CyTA-Fundación Leloir- Infobae

Te puede interesar