Malos perdedores: Dos condenados por apuñalar a un jugador del equipo de fútbol contrario

Judiciales 06 de mayo de 2019
La jueza Mónica Mukdsi, vocal interina de la Sala IV del Tribunal de Juicio, condenó en audiencia de juicio abreviado a David Carlos Lorenzo Mejías, alias “Rambo”, a la pena de un mes de prisión de ejecución condicional por resultar coautor material y penalmente responsable del delito de lesiones leves.
Apuñalado-01

El imputado continuará en libertad por la modalidad de la condena dictada y deberá cumplir, durante dos años, las siguientes reglas de conducta: fijar domicilio, comunicar cualquier cambio y someterse al control del Patronato de Presos y Liberados, ante el cual deberá concurrir semestralmente, del 1 al 10 de cada mes; abstenerse de abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas y de usar estupefacientes; prohibición de acercarse a la víctima y a sus familiares; prohibición de mantener todo tipo de contacto con la víctima y su familia, por cualquier medio; no cometer nuevo delito. Todo ello con apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena impuesta.

En el mismo fallo resultó condenado Miguel Roberto Mejías, alias “Chato”, a la pena de cuarenta días de prisión de ejecución efectiva por resultar coautor material y penalmente responsable del delito de lesiones leves. Se ordenó la libertad del imputado por haber cumplido ya la pena impuesta.

La jueza estableció como reparación del daño la entrega a la víctima, a través de depósito bancario, de la suma de 3 mil pesos, en el plazo de cinco días.

Finalmente, ordenó que se le realice a los condenados un examen genético (ADN) para su incorporación al Banco de Datos Genéticos, previa asignación del DUIG por el Registro provincial de condenados vinculados a delitos contra las personas y contra la integridad sexual.

Los imputados son hermanos. Fueron denunciados por lesionar con un cuchillo a un joven. El hecho ocurrió el 23 de marzo de 2019, pasada la medianoche, en barrio Solidaridad. La víctima señaló que la agresión se produjo porque su equipo de fútbol le había ganado esa tarde un partido al equipo de los imputados.

Te puede interesar