Un cazador furtivo murió aplastado por un elefante y acabó devorado por leones

El Mundo 08 de abril de 2019
Autoridades del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, informaron que la pasada semana un presunto cazador furtivo de rinocerontes fue aplastado por un elefante antes de ser devorado por leones.
krue

Se desconocen los detalles del suceso. Un informe del departamento de parques (SanParks) señala que los guardabosques y otros buscadores encontraron solo un cráneo humano y unos pantalones, luego de recibir una denuncia de los familiares de la víctima.

El caso fue revelado por los presuntos cómplices de la víctima, que explicaron a su familia su muerte, aplastado por un paquidermo el 2 de abril, indicó un portavoz de SanPark, Isaac Phaahla.

La familia avisó luego a la dirección del parque nacional, que envió a sus 'rangers' a buscar los restos del cazador pero solo pudieron hallar un cráneo el pasado jueves. "La presencia de un grupo de leones fue confirmada en la zona y parece que devoraron los restos de la víctima", dijo Phaahla, explicando que los analistas lo estaban confirmando.

De acuerdo con el informe, cuatro personas, los presuntos compañeros de la víctima, fueron apresadas.

Un problema extendido

El gerente ejecutivo del parque, Glenn Phillips, ofreció sus condolencias a la familia del fallecido y alertó sobre los peligros de la cacería ilegal.

"Entrar al Parque Nacional Kruger ilegalmente no es prudente. Hay muchos peligros y este incidente evidencia eso", afirmó.

Phillips expresó su tristeza por ver a las hijas del hombre "lamentando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos".

El Parque Nacional Kruger es uno de los objetivos frecuentes de cazadores furtivos, que buscan cuernos de rinocerontes para ser vendidos por altos precios en países asiáticos. Los cuernos son muy apreciados en la medicina tradicional en países como China y Vietnam.

En el continente africano quedan unos 5.000 ejemplares de rinoceronte negro, de ellos unos 1.900 en Sudáfrica. El país también tiene 20.000 rinocerontes blancos, el 80% de la población mundial. El sábado, las autoridades aeroportuarias de Hong Kong incautaron la mayor cantidad de cuernos de rinoceronte en cinco años, valorados en US$2,1 millones.

Fuente: La Nación

Te puede interesar