La candidata de Weretilneck aplastó a Soria y llevó alivio a la Casa Rosada

Política 08 de abril de 2019
Arabela Carreras doblegó al candidato peronista aportado por Cristina Kirchner. La radical Lorena Matzen sacó 5 puntos.
werw

Alberto Weretilneck logró que su ministra de Turismo, Arabela Carreras, se convierta en la primer gobernadora mujer de Río Negro, con un apabullante triunfo frente al intendente de General Roca, el peronista Martín Soria.

Cerca de las 21 horas, el Tribunal Electoral informó que con el 10% de las mesas escrutadas, Carreras ganaba por 55% a 30%, suficiente para que la tendencia sea irreversible.

"No he llegado aquí sola, si hoy estamos aquí porque hay miles de rionegrinos y rionegrinas que han construido un proyecto político en todo el territorio de la provincia y que hoy han decidido que ese proyecto político tiene que continuar", celebró Carreras ante militantes y dirigentes del frente local, Juntos somos Río Negro, que este domingo logró la mayoría de edad como partido provincial, al coronar con éxito una experiencia que inició Weretilneck hace ocho años.

El triunfo es muy impresionante porque Carreras recién fue candidata hace un mes, cuando la Corte Suprema le impidió competir a Weretilneck, quien sería su jefe de Gabinete para continuar con las riendas del Gobierno, un un modelo que remite al ensayado por el ruso Vladimir Putin, cuando al dejar la presidencia ocupó esa posición.

Tras el fallo de la Corte, Soria creyó que podía posicionarse mejor, pero quedó lejísimos, aun cuando no tuvo rivales en el peronismo local, ni siquiera del kirchnerismo. Cristina instruyó a La Cámpora no cruzarse por su camino.

Otra caída estrepitosa fue la de Cambiemos, que compitió con la diputada radical Lorena Matzen y ni siquiera alcanzó los 6 puntos. Encuestas en mano, ningún funcionario nacional la visitó en la última semana y hasta ensayaron un respaldo explícito a Weretilneck: Dante Sica lo recibió y anunció la prórroga de la ley de emergencia para productores de peras y manzanas. Lo hizo además junto al senador peronista Miguel Pichetto, un aliado de la actual administración rionegrina y tenaz adversario de Soria.

Pichetto debe haber enviado la suerte de su socio, cuando le tocó a él ser candidato por el peronismo, el entonces ministro Axel Kicillof, se negó a paliar la situaciones de los productores del valle. Pichetto todavía hoy cree que fue la causa de su derrota.

Como sea, la Casa Rosada hace rato que venía apostando por Weretilneck, como hizo en Neuquén por Omar Gutiérrez. Se trata de dos gobernadores de buena sintonía con Macri. Este domingo, ni bien se confirmó el triunfo de Arabelas Carreras, el ministro Rogelio Frigerio la felicitó. "Desde el Gobierno Nacional vamos a seguir dialogando y trabajando juntos para mejorar la calidad de vida a todos los rionegrinos", posteó en Twitter.  

Frigerio fue uno de los grandes impulsores del acuerdo con Weretilneck, que incluyó en el verano la decisión de Macri de bajar al precandidato del PRO. Luego se habilitó la candidatura de la radical Matzen, pero nunca contó con el respaldo real de la Casa Rosada.

Weretilneck, proveniente del Frepaso, consolida así un liderazgo impensado cuando acompañó en la fórmula en 2011 a Carlos Soria, quien murió a los pocos días asesinado por la esposa y lo obligó a quedar a cargo del Gobierno.

Fuente: LPO

Te puede interesar