Planes de ahorro, créditos bancarios y tarjetas de crédito pasaron a ser reclamos frecuentes en Defensa del Consumidor

Sociedad 04 de abril de 2019 Por
La crisis económica puede advertirse – también – en los reclamos que realizan los usuarios en el organismo provincial. Y es que, de octubre a la fecha, las quejas y denuncias por malas prestaciones de servicios fueron superadas ampliamente por consultas relacionadas a la imposibilidad de afrontar deudas.

tarjeta_credito_1

Por Aries, Carlos Morello, secretario de Defensa del Consumidor de la Provincia, indicó que en pocos meses los reclamos y denuncias por mala prestación de servicios – telefonía, internet, etc. – fueron desbancadas por consultas relacionadas a la imposibilidad de afrontar compromisos económicos con entidades bancarias y tarjetas de crédito, así como la dificultad de pagar cuotas de planes de ahorro debido a los incrementos sufridos de un tiempo a esta parte.

“Son todas denuncias que tienen que ver con la situación económica”, analizó el funcionario provincial y aseguró que, en su mayoría, los casos tienen una dinámica similar.

“Pagaste el mínimo de la tarjeta, los intereses son tremendos y se forma una bola de nieve de la que no se puede salir; no podés pagar el plan de ahorro porque te subieron la cuota; no pudiste pagar el crédito que sacaste en el banco y resulta que te están ejecutando”, relató Morello.

Antes, continuó, las estadísticas marcaban que los consumidores realizaban denuncias por mala prestación de servicios; “ahora las consultas tienen que ver con la situación económica”, precisó.

Por otro lado, sabido es que la crisis económica cambia los hábitos de consumo y un informe nacional alerta sobre la trampa en la que estarían cayendo los consumidores al elegir envases de menor tamaño y de aparente menor precio. El estudio constató que – contrariamente – los envases de menor tamaño llevan consigo un considerable aumento en el precio.

“En el 90% de los casos el envase pequeño termina siendo más caro que el envase más grande y esto se aplica a casi todos los productos, desde pañales hasta agua mineral”, indicó el Secretario de Defensa del Consumidor de la Provincia al ser consultado sobre el punto.

“En pañales esa diferencia llega al 70%, por ejemplo. Hay que tomar como costumbre comparar precios y revisar la cantidad”, finalizó Morello.

Te puede interesar