¿Dónde está el piloto?

Opinion 14 de marzo de 2019 Por
Es complicado el tema docente; siempre lo fue. Pero el conflicto actual creo que está pésimamente manejado por parte del Gobierno Provincial.
WhatsApp Image 2019-03-04 at 18.12.27

Pareciera que en el Ejecutivo consideraron que todo estaba arreglado con Patricia Argañaraz, se reconocía su conducción y por fuera de ese liderazgo de la Asociación Docentes Provinciales, todo era una anarquía.
“Estamos viviendo en la anarquía”, es lo que me dijo el propio Jefe de Gabinete. Estamos en la anarquía y con la anarquía hubo que arreglar
A mi juicio, dentro del Gobierno Provincial debieran haber tenido la inteligencia de suponer que lo que se estaba manejando dentro de la ADP no era la conducción real de la docencia sino que había muchos conflictos que iban a salir por algún lado. No fue saludable que confiaran en un arreglo con una dirigente cuestionada hacia adentro de su organización.
Ese problema estaba y el gobierno lo ignoró o le quitó peso. El gobierno se descuidó y ahora tiene que salir a decir, que otorgará el aumento salarial a los docentes pero a costa de parar la obra pública; es más, ahora se les escapa toda la grilla, porque los otros gremios van a salir a pedir exactamente lo mismo.
Acá hay un mal manejo político. Al gobierno le está faltando a capacidad de operar políticamente y ello sucede porque seguramente el gobernador está ocupado en otra cosa y no está conduciendo este proceso.
Fernando Yarade no es político y la señora Berruezo es la ministra de Educación; si por ella fuese -me imagino- los salarios de los docentes podrían ser de tres veces más altos porque cada uno pelea por lo que maneja.
Pero el tema es quien maneja la plata y el que maneja la plata pasó de un 23 a un 35% sin tocar tronera pero les advirtió a los docentes: “con esto vamos a tener que suspender obras”. “Y ya que va a suspender obras -dirán en Salud- háganlo también por nosotros y auméntenos el sueldo, total a las obras no las necesitamos en forma directa y ni la vemos en forma indirecta”.
Lo que pasa es que se dieron cuenta que el Ejecutivo Provincial, a través de la gestión de Yarade, lo que estaba buscando era reservar dinero para el segundo semestre para invertir en la campaña del Jefe de Gabinete. La inversión era en obras que el propio Yarade salió a anunciar y son obras en la Capital.
¿Para qué son las obras en la Capital seis meses antes de una elección? Sencillamente para poner un candidato en vigencia; ahora parece que todo eso se corta, todo eso termina.
Y el conductor no aparece.

Te puede interesar