Caso Diego Castro: “Es un fallo lamentable, la familia está dolida y desilusionada”

Judiciales 14 de marzo de 2019 Por
La Sala V del Tribunal de Juicio condenó por unanimidad a María Belén Méndez García Zavaleta a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación para conducir vehículos automotores por el término de diez años por el delito de homicidio culposo en accidente de tránsito en perjuicio de Diego Alejandro Castro.
Gabriela Arellano

Gabriela Arellano, querellante en la causa dialogó con Aries y dijo que había solicitado 8 años de prisión efectiva porque considerar que la mujer era culpable del delito de homicidio simple con dolo eventual ya que se reunieron los elementos probatorios.

“Es un fallo lamentable, la familia está dolida y desilusionada. Fueron varios años de espera y tenemos nuevamente una víctima de accidente de tránsito. Un joven trabajador y una condena de 3 años de ejecución condicional”, indicó.

La querellante sostuvo que la sentencia le hizo acordar al caso de Marco Córdoba que fue lamentable ya que ahora existe una víctima más sin justicia con una pena lamentable. “Siempre la familia se manejó en un marco de respeto, toleramos muchas cosas por parte de la imputada. Hasta escuchamos que se los acuse de amenazar y atentar contra la vida de sus hijos. Eso no sucedió, es gente trabajadora y responsable de sus actos”, explicó.

“Es una decepción que el tribunal haya estipulado esta pena. Nos queda todavía casación pero hay que evaluar los fundamentos para ver en que se basaron para una pena de ejecución condicional”, agregó Arellano.

Consultada sobre la cuestión política ya que trascendió que Méndez García Zavaleta tenía una relación sentimental con un intendente, Arellano expresó: “la que introdujo la cuestión política fue la imputada, nosotros jamás hemos arremetido en sus cosas personales”.

Finalmente, la abogada le llamó la atención a los legisladores porque se debe rever las leyes ya que siempre sucede lo mismo con las causas de homicidio culposo y los responsables de quitar vidas, siguen caminando por las calles con total impunidad.

Sebastián Cardozo

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Te puede interesar