Caso Rodríguez: Un testigo dijo haber visto cuando la víctima era agredida

Judiciales 07 de diciembre de 2018
Con la declaración de peritos, efectivos policiales y un vecino de Rosario de Lerma continuó hoy el juicio seguido contra Roberto Daniel Rodríguez (34), imputado por homicidio calificado por la relación de pareja y por el género en grado de tentativa y desobediencia judicial, en concurso real.
thumbimage

Rodríguez también está acusado por coacción, lesiones doblemente agravadas, amenazas, desobediencia judicial en concurso ideal con violación de domicilio, todo en concurso real y en perjuicio de su ex pareja.

Hoy declaró, entre otros testigos, un taxista que llevó a la víctima hasta su domicilio en barrio Islas Malvinas de la localidad de Rosario de Lerma, la noche que ocurrió el hecho principal por el cual es juzgado Rodríguez.

El testigo relató que la noche del 1 de julio de 2017, la mujer le solicitó que la trasladara desde la plaza central de la ciudad hasta su casa. Al llegar, le pidió que la esperara porque iba a buscar unas cosas y volvía. El taxista precisó que esa noche hacía frío y que se quedó dentro del auto esperando, con las ventanillas cerradas. Pero al poco tiempo escuchó gritos, bajó el vidrio y vio que la pasajera salía de la vivienda y caía al suelo, mientras un sujeto la golpeaba.

El testigo precisó que la mujer le pidió a viva voz: “Llamá a la policía”. Explicó que él se quedó en shock, arrancó el auto y condujo hasta la vuelta de la manzana, desde donde llamó al 911 con su celular. Enseguida regresó y vio que la mujer estaba siendo asistida por unos vecinos. El taxista indicó además que, a pesar de que estaba oscuro, se veía que el atacante tenía un cuchillo y que, por eso, cuando llamó al 911, precisó ese detalle.

También, declaró una bioquímica del CIF que tuvo a su cargo la comparación del isopado bucal y el cotejo genético entre muestras tomadas a la víctima y al imputado. Se analizaron un cuchillo tipo tramontina, un sector de una pared de bloques, una chapa de zinc, tierra de un patio interno y un caño de PVC ubicado en un pasillo. En todos los casos, el perfil genético encontrado era masculino y presentaba compatibilidad con el imputado. La profesional destacó que el perfil de la víctima no coincidía con ninguna de las muestras realizadas.

Te puede interesar