La importancia de llamarse Romero

Opinion 30 de noviembre de 2018 Por
La semana pasada fue gratificante periodísticamente, por la participación de la jueza de Garantías Ada Zunino en un momento inquietante de una causa que involucra a un diputado provincial. Para hacerla cortita, porque una etapa del proceso ya concluyó, el diputado imputado ya fue desaforado y hoy está detenido. La vida continúa y este hombre seguirá preso hasta que lo decida la jueza. Y de ahí en adelante, seguirá el juicio que corresponda.
romero ok

Esta semana cerró el período ordinario con sendas sesiones de Diputados y el Senado, que aprobaron el presupuesto 2019. Por delante hay que poner la atención en la situación política de la Provincia que ya se plantea y se vincula a las elecciones del año que viene. Son elecciones que van a traer algún tipo de sorpresas y desde el comienzo mismo del año. Yo creo que si bien es cierto que está todo cerrado, no hay nada cerrado. La política es el arte de lo posible y hasta ahora los dos componentes más importantes del peronismo en Salta, que son el Partido  Justicialista y el Partido de la Victoria, están enemistados, trabajando cada uno para su lado. Teóricamente no hay arreglo en esto, no se van a llegar a juntar a los dos partidos pero es el tiempo en que tiene la palabra.

Falta mucho para la elección. En marzo van a poner a calentar los motores y ya en agosto estamos en elecciones. Por lo tanto, las vacaciones van a  servir a  muchos para pensar qué es lo que se puede hacer respecto de esta división. También debe analizarse cómo el peronismo puede llegar a recuperar algo que ha perdido, que es la gobernación de la Provincia. Desde el retorno de la democracia, menos los cuatro años que gobernó el PRS con Roberto Augusto Ulloa a la cabeza, el resto del tiempo el peronismo manejó la Provincia. Ello considerando que Juan Manuel Urtubey, más allá que haya entrado por fuera, nadie le puede sacar su infancia peronista; en definitiva, nació en una cuna peronista, a través de su tío Julio Mera Figueroa. 

La situación de la Justicia es otro tema que no debe descuidarse. Cabe señalar que mientras la jueza Zunino recogía pruebas contra Kuldeep Singh, el diputado de Rosario de la Frontera, en una tarea que explicó en Cara a Cara, se presentó un pedido de Jury de Enjuiciamiento. ¿Por qué?. Por la demora; tardó una semana más de lo que tenían pensado los señores diputados, sobre todo los de la  Unión Cívica Radical.

Hector Chiban, Mario Mimessi y Humberto Vázquez pidieron el enjuiciamiento de la magistrada para que se trate su actuación, que a estos legisladores había preocupado. Lamentablemente en nuestra Cámara de Diputado, no se actúa, según mi modesta opinión, en forma pareja con todos. Por 13 días de intervención de una jueza en una causa, se pidió un Jury mientras que hay causas que tienen entre 8 y 10 años sin movimiento alguno y ningún diputado -ni de la Unión Cívica Radical ni de ninguno otro partido- parece que ha tenido la valentía suficiente para decir: vamos a juzgar a los jueces que están demorando 8 años una causa. Por ejemplo, nunca pudieron llevar a declarar a los tribunales locales al ex gobernador de la provincia, Juan Carlo Romero, quien tiene ocho causas, en la justicia local. Ocho causas. En algunas de ellas están involucrados algunos hombres que están hoy en la política, siguen actuando en la política, son funcionarios  de Juan Manuel Urtubey, pese a que fue el que denunció a su antecesor.

Hay denuncias realizadas por el diputado Del Pla, del Partido Obrero. Lo  recordó el martes en la Cámara de Diputados y sin embargo, nadie recoge el guante. El propio legislador dijo que no van a pedir el Jury de Enjuiciamiento a los jueces que están entendiendo en esas causas.

Hay un  silencio que llama poderosamente la atención.

¿Porqué no piden Jury ante tan preocupante demora?. No encuentro explicaciones pero los legisladores deben entender que algo hay, que algo está  pasando. Por ello es que  la Unión Cívica Radical y el resto de los opositores a las políticas de Juan Carlos Romero, en la Cámara de Diputados no lo han denunciado nunca. Quizás lo hagan el año que viene, cuando se habilite un nuevo período de sesiones y se reactive la Legislatura. En tanto, seguramente, nadie estará incentivado en ese ámbito a hacerlo.

Y para ese momento se puede trasladar una pregunta. ¿Por qué los hombre de la UCR y de otros partidos, que enfrentan poéticamente al gobierno provincial, no han hecho nunca un pedido de Jury por las demoras que tiene el juez a cargo de las causas en contra del actual senador nacional y ex gobernador?. En realidad, nunca se  pidió absolutamente nada. Ni se menciona en la Legislatura pese a que es un tema presentado por el propio Gobernador de la Provincia. No es un tema traído de los cabellos sino que fue en base a pruebas que había en el Ejecutivo que Juan Manuel Urtubey  tomó la determinación de hacer la presentación en la Justicia.

Las causas tienen en algunos casos 10 años, en otros 8. Por una de ellas fue solicitado el desafuero del legislador nacional pero yo creo que fue una puesta en escena porque por el estado de la causa, no hace falta desaforar a Juan Carlos  Romero, senador de la Nación. Puede ser citado, someterlo a indagatoria, juzgarlo y hasta condenarlo. Lo que no puede hacer un juez es detenerlo; para hacerlo, debe pedir el desafuero.

Otra pregunta que se puede plantear es porqué en Salta se fue la preocupación por la situación judicial de Juan Carlos Romero. A ningún diputado le interesa más este tema. Porque no le interesa al PO, según lo expresó en la última sesión de la Cámara de Diputados, en la que –por otra parte- no es un tema que tenga prioridad de tratamiento.

¿Por qué los jueces en Salta se pueden dar el lujo de tener causas paradas durante 8 ó 10 años?. Una respuesta puede ser: son las conexiones que tiene el senador Romero. Pero eso no significa una impunidad total en su andar, en su acción política ni en su vida. Y si a las cosas en Salta las hizo mal, tendrá que tener un pena; en caso contrario, la Justicia deberá fallar diciendo que no hizo nada y que las cosas están bien, para que vuelva a ser un hombre sin ningún tipo de cuestionamiento.

Hoy por hoy no está ni una cosa ni la otra; no hay absolutamente nada claro al respecto y nuevamente la pregunta es porqué. Si bien los jueces pueden ser acusados ante el Jurado de Enjuiciamiento por cualquiera ciudadano o por el propio Ministerio Público, provoca asombro que ningún legislador de la Provincia, haya llevado a jury a los jueces que tienen las causas de Romero por la inacción frente a las graves acusaciones por corrupción,

Pueden haber 10 mil, 20 mil escritos, pueden haber todos los escritos que quieran oponiéndose a cada movimiento que se intente desde la magistratura; que esto, que el otro, que el hangar, si es nacional, si es provincial, lo que fuese.  Ya le aseguraron al senador Romero todas las garantías de defensa; sin embargo, los jueces hasta ahora no movieron un solo papel para que el doctor Juan Carlos Romero se siente en un juzgado a explicarle al fiscal o al juez que él no hizo absolutamente nada, que no hay bienes mal habidos, que todo es una barbaridad, que todas las acusaciones –como la de apropiación indebida de La Ciénaga- fueron inventos del Gobernador, del Partido Obrero. Pero nunca lo dijo ni los jueces avanzan nada.

Y se han inmovilizado absolutamente desde marzo de 2016, cuando el ex mandatario y el actual se reunieron para zanjar sus diferencias. A partir de ese encuentro, al que sucedieron otros públicos de naturaleza política, toda la investigación que se desarrollaba y que ya de por sí era poca, se paró totalmente;  no hay causas en movimiento. El Gobernador habría inventado las causas y tendría que decirlo. Tampoco lo hace.

Vuelvo al inicio de este planteo. ¿Por qué, por 13 días de supuesta demora, se le puede pedir Jury de enjuiciamiento  a una jueza y no preocupan los jueces  que hace 8 años tienen paradas las causas contra Juan Carlos Romero?.

Vamos a ver qué pasa el año que viene. No falta tanto.

Te puede interesar