Dirigentes sindicales analizaron la realidad económica de sus sectores

Política 08 de noviembre de 2018
Julio Molina, Secretario General de la CTA Salta y Sergio Rojas, Secretario Adjunto de la Industria Lechera, visitaron los estudios de Aries para dialogar con Hablemos de Política sobre la preocupación de los distintos sectores ante la profundización de la crisis económica que afecta a todo el país.
IMG-20181108-WA0027

Sergio Rojas dijo que indudablemente hay que ser realistas porque mientras dure este modelo, no va a ser el trabajador quién se ve a beneficiado. “Lo importante es tomar conciencia que en este contexto, el trabajador siempre va a ser la variable de ajuste. Todos los indicadores que se puedan tomar, lo dan por hecho. Venimos en picada con este modelo y difícilmente las cosas tiendan a revertirse”, explicó.

De acuerdo al Secretario Adjunto de  ATILRA, cada actividad tiene una realidad. En su caso, la industria lechera viene peleando desde que esta este modelo pero lo hace sectorialmente porque la unión sindical no pudo darse y cada vez están más separado, lo que le conviene a los gobernantes de turno. “El mismo Estado te presiona para que renuncies a tus derechos laborales”, aseguró.

Por su parte, Julio Molina indicó que lamentablemente, el Gobierno Nacional no encuentra un rumbo y lejos de hacer las cosas como se deberían, partiendo de la base de prevalecer la moneda nacional, permitieron que se devalúe y cada vez se agrava más la situación. “No hay seguridad jurídica en lo que está pasando, ojala que no sea así, pero se hablaba de un corralito y la gente estaba queriendo sacar el dinero de los bancos”, aseveró.

Para el referente de la CTA salteña, la idea es blanquear la situación de la perdida de los derechos laborales porque hubo una picada mortal y a eso se le suma que el Gobierno Nacional realiza una serie de ajustes en el plan económico para el 2019 de forma maliciosa. “A los trabajadores nos perjudica este plan, le hace mal a la Patria. Entonces, no hay peor ciego que el que no quiere ver, el dirigente sindical tiene que ver y ser previsores, pero si solo se centra en el kiosco, estamos en el horno”, concluyó.

Te puede interesar