Para ASPROMIN, la recomposición salarial debería llegar al 45%

Salta 07 de noviembre de 2018 Por
La asociación que nuclea a profesionales de la salud del Hospital Materno Infantil reclama incrementos a las horas de guardia y de planta para el sector. En tanto, ratificó la posición de sus miembros de renunciar masivamente a las guardias en los hospitales provinciales.

Luis Canelada

Por Aries, Luis Canelada, presidente de ASPROMIN, explicó que las renuncias se harán efectivas en un corto plazo, sin embargo, advirtió que se trata de una medida forzada ante la falta de diálogo con el Ministerio de Salud de la provincia.

En este contexto, el titular de la cartera sanitaria, Roque Mascarello, indicó que rechazaría las renuncias en caso de efectivizarse.

“Si, puede rechazar lo que quiera pero es un derecho de los trabajadores la renuncia, es decir, uno no puede estar trabajando en un lugar donde no se siente a gusto con la remuneración”, respondió Canelada ante la consulta por el punto.

La disconformidad, según dijo, se debe a lo que reconocen como un atraso salarial respecto a las paritarias cerradas por otros gremios y sindicatos – provinciales o nacionales -, tal el caso de ATSA, que redondeó un 45% de incremento anual o Camioneros que llega al 40%.

“Estamos desfasados. Tenemos que negociar con el gobierno cuáles son los montos que podemos acordar que signifiquen un beneficio para los profesionales y que no desfinancien la provincia. Ahora, creemos que es justo nuestro reclamo porque la inflación supera al 40% y los otros gremios consiguieron un 45% de incremento, ¿por qué no podemos aspirar eso?”, cuestionó el presidente de ASPROMIN.

Así las cosas, comparó la dieta de un diputado nacional – “llega a $170.000 mensual”, apuntó Canelada – con el salario de un médico que, explicó, trabajando 54 horas semanales puede llegar a percibir $30.000 o $40.000.

“El sacrificio tiene que ser de las dos partes. Es razonable lo que pedimos”, afirmó.

En tanto, a nivel nacional, la administración Cambiemos, el empresariado y los sindicatos discuten el pago de un bono compensatorio por la pérdida en el poder adquisitivo de los trabajadores ante la inflación reinante y las paritarias a la baja pautadas en lo que va del año.

“Se está hablando de $7000 pesos para fin de año”, indicó Canelada ante la consulta y advirtió: “Hay que decir que aquí no se habló paritarias, llegamos por decreto del gobernador al 7.5%. Bajaron línea y dijeron ‘esto es lo que hay’”.

Añadió que las medidas de fuerza se harán extensivas a todo el territorio provincial y anunció que en Orán ya se presentaron 40 renuncias en el área de ginecología del hospital local.

“Le decimos a la gente que nos acompañe en esto porque pretendemos que todos salgan a decir la realidad; que la plata no alcanza, que no hay puchero para el día y que la gente está muerta de hambre”, sentenció Canelada.

Te puede interesar