Coincidencia

Opinion 05 de noviembre de 2018
A poco de iniciar el tratamiento del presupuesto provincial para el próximo año, la Provincia ha salido a buscar recursos por fuera de la recaudación impositiva y la coparticipación federal. Esa decisión se vincula a la adoptada por el gobernador Juan Manuel Urtubey de evitar que la crisis frustre el plan de obras en Salta.
presupuesto2017

Ese afán corre paralelo al que mantiene ocupada a la dirigencia política, que debe enfrentar un año electoral. El primer paso es romper la indiferencia ciudadana, desentendida de un proceso de esas características, como reconociera el vicegobernador Miguel Isa, quien recorre el territorio comunicando su intención de llegar a la titularidad del Ejecutivo.

Esa actitud ciudadana, según el funcionario, no reclama explicaciones respecto de cómo se está armando el presupuesto; solo aguarda sus aciertos. Más aún, tampoco le importan las razones de cómo se llegó a una crisis que condiciona a gobernantes y gobernados. Sin embargo, los responsables del proyecto sí cuidan su diseño, teniendo en cuenta que 2.018 cerrará  con muchos propósitos incumplidos, al haberse desfasado los parámetros del esquema de gastos y recursos en vigencia.

La meta para el próximo ejercicio fiscal es gestionar un presupuesto equilibrado teniendo en cuenta que es el último que administrará Urtubey, sin que eso signifique un retiro de la carrera política; por el contrario, es el comienzo de una nueva etapa, de mayor complejidad. De allí las líneas que caracterizarán la propuesta que se presentará el próximo lunes a la Legislatura Provincial.

El proyecto contempla rebajas significativas en muchos rubros impositivos, como los que afectan a la industria y el transporte. Además, se invertirá en la promoción de actividades económicas con exenciones fiscales, el apalancamiento financiero y subsidio de tasas.

Otro objetivo es que no se eche mano al endeudamiento, mucho menos al externo. De allí que la gestión que ha iniciado esta semana el Jefe de Gabinete en Washington y Nueva York no incluya la colocación de ningún título para sumar a una bolsa que en 2019 ascenderá a una cifra que oscila entre 60 mil y 80 mil millones de pesos.

El funcionario viajó bancado por AmCham, la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina al encuentro "Generando espacios de diálogo públicos- privados”, en el que presentará un plan de obras en Salta que puede desarrollarse a través de esa mixtura que opera eficientemente en distintos lugares en el mundo. A ese fin va a participar de reuniones en la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Banco Mundial, la Organización de Estados Americanos y la embajada Argentina en Washington.

El inminente cierre del año superpone las dos tareas más importantes de la acción política, una de las cuales es la gestión pero la otra es mantenerse dentro del esquema de poder, como oficialismo u oposición. De allí que mientras se define cómo distribuir recursos cada vez más exiguos, también se comprueba que son mayores las dificultades para convencer a un electorado que padece las consecuencias de las políticas públicas.

Quienes están en funciones electivas deben dar respuestas, no solamente a los problemas sino a los incumplimientos. Será la manera de hacer coincidir  los esfuerzos de cada ciudadano para llegar a fin de mes y el de los dirigentes, de ser elegidos o reelegidos.

Parecieran aspiraciones de realización compleja.

Salta, 05 de noviembre de 2018

 

 

 

Te puede interesar