El peronismo, esa memoria que todavia junta votos

Opinion 22 de octubre de 2018
El miércoles pasado se celebro un aniversario más del día de la lealtad, que es como se conoce en nuestro país al 17 de Octubre de 1945, en donde se produjo una gran movilización obrera y sindical que en aquel momento exigía la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón, ese día es considerado como el nacimiento del peronismo y uno de los momentos más importantes de la historia del movimiento obrero argentino.
peron

Solo para ilustrar el rol y el compromiso de aquel sindicalismo quiero compartir una breve historia reflejada en un diario de la época y que de alguna manera pinta el cambio y el giro copernicano del sindicalismo, principalmente de la mayoría de su dirigencia: Cuentan los diarios que en una de las tantas convocatorias de la CGT, se encontró a la vera de un camino en el sur patagónico a un sindicalista que iba a buenos Aires y que pertenecía al sindicato de los esquiladores de ovejas, el sindicalista fue encontrado en un avanzado estado de inanición y casi congelado por el frio. Cuando fue traslado a un hospital de la zona, el personal médico que lo atendió encontró entre sus pocas pertenencias una considerable suma de dinero, ya una vez recuperado y al preguntarle porque no había utilizado algo de ese dinero para alimentarse y pagar un lugar en donde pasar la noche, el sindicalista respondió: no utilice el dinero porque ese dinero no es mío, pertenece a los compañeros trabajadores del sindicato al que pertenezco.

Creo que no hace falta decir que aquel sindicalismo no tiene nada que ver con la gran mayoría de los dirigentes sindicales de la actualidad. Hoy a diferencia de 1945 se pide no por la liberación de Perón, se usa la fecha para pedir por ejemplo que no encarcelen a Pablo Moyano, acusado de presunta asociación ilícita con la barra brava del Club Atlético Independiente donde es vicepresidente y acompaña al igual que en el gremio de camioneros a su padre Hugo Moyano, también denunciado por corrupción. Igual de difícil es imaginar al dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, diciendo No puedo utilizar ese dinero porque no es mío, pertenece al gremio al que represento. El mismo Perón si pudiera responderles, les diría: mientras menos se tiene más peronista se es.

Por eso fue y será importante e 17 de Octubre, porque preanunciaría lo que serian los años posteriores, en donde los espacios fueron ocupados por la clase trabajadora, no por sus dirigentes. De allí en mas, las plazas, los cines, los teatros, los lugares de veraneo, el consumo, la radio, los diarios, las revistas de deporte y de entretenimiento, en fin, todo el territorio físico y simbólico de una nación hasta entonces reservada para unos pocos. Todo eso será ocupado por los sectores populares, por su estética, su música y su visión de la vida.

Ese día se instala a los trabajadores como sujetos de la historia, que tienen algo que decir y que tienen derecho a decirlo. Que elijen un liderazgo, que lo reclaman y lo instalan. La política en nuestro país ya no volverá a ser la misma después de ese día, es decir la política de los círculos, de los grupitos de elegidos, de clubes y de acuerdos secretos.

A todo eso, el peronismo le opondrá la imagen de ese día, que se instalara en el balcón de la casa rosada en diálogo directo con los trabajadores, con concentraciones multitudinarias en donde el que conduce y los trabajadores se escuchan mutuamente.

El 17 de Octubre seguirá siendo por estos y muchos otros motivos, insoportable para la Argentina tradicional, no solo por lo que significo las patas en la fuente, sino fundamentalmente por el temor a la perdida inexorable del poder político, del poder económico y el ultimo de los miedos de la elite, la pérdida del poder cultural. Como diría John William Cook, el 17 de Octubre funda  “El Hecho Maldito del País Burgués”.

Salta, lunes 22 de Octubre de 2018.

 



Te puede interesar