A pesar de las críticas de las inmobiliarias, el Congreso comienza a debatir la nueva Ley de Alquileres

Política 15 de octubre de 2018
La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, que preside Daniel Lipovetzky (PRO), buscará avanzar este martes en un dictamen para reformar la ley de alquileres, con el fin de bajar el gasto de los inquilinos, como pidió el presidente Mauricio Macri.

alquiler

La reforma impulsada por el Gobierno apunta a reducir el costo de la firma de contratos de locación y eliminar multas a los inquilinos por rescisión cuando falten pocos meses para su caducidad, entre otros puntos.

Sin embargo, las inmobiliarias ya se mostraron sorprendidas por la iniciativa y expresaron sus dudas y críticas. "Si sale así va a producir una retracción total de la oferta", anticipó el presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe. 

Para Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), el punto que genera mayor incertidumbre es la obligación de aceptar diversos tipos de garantías."Si el propietario no se siente respaldado no va a poner en alquiler su propiedad", dijo.

Durante la reunión que se realizará a las 14 en segundo piso del anexo C de la Cámara baja, el bloque de Cambiemos buscará firmar un dictamen en base al proyecto aprobado por el Senado en el 2016, a una iniciativa presentada por Lipovetzky y a la propuesta del Gobierno.

Al anunciar un conjunto de medidas para reforzar el Plan Nacional de Viviendas, el viernes pasado, Macri pidió avanzar en una reforma porque "desde hace décadas no hay una nueva ley" de alquileres. Destacó que el objetivo "es cuidar a todos aquellos que alquilan, y sienten que también les falta previsibilidad".

"Vamos a avanzar en el proyecto para obtener dictamen", dijo Lipovetzky en declaraciones radiales en las que remarcó que se trata de "un problema que afecta a 7 millones de argentinos que alquilan y que no tenían una ley".

En sus ejes centrales, la iniciativa gubernamental apunta a la extensión de los contratos a tres años -como propone el proyecto del Senado- y que los alquileres se actualicen cada seis meses en base a un promedio de salarios e inflación. También plantea eliminar las multas que se aplican a los inquilinos que rescinden el contrato en forma anticipada cuando faltan meses para concluir el acuerdo entre el propietario y el inquilino

Además establece que la comisión a las inmobiliarias sea pagada solo por los dueños del inmueble en alquiler. La intención de Cambiemos es que la Cámara de Diputados apruebe con modificaciones el texto votado por el Senado antes de fin de mes o en los primeros días de noviembre, indicaron fuentes parlamentarias.

En este sentido, señalaron que se harán negociaciones en el Senado para que la iniciativa pueda convertirse en ley antes de fin de año.

Fuente: Ámbito.com

Te puede interesar