El Gobierno ya trabaja en la reforma de la Carta Orgánica el Banco Central

El Pais 27 de septiembre de 2018
En línea con lo que sostuvo el flamante presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en una conferencia de prensa, una alta fuente del BCRA le explicó a Infobae que "el Gobierno tiene dos vulnerabilidades, el déficit fiscal y la inflación y para reducir la inflación a un valor cercano al 23% anual a fines del 2019 la base monetaria no crecerá hasta junio de 2019″.

banco central

Una de las novedades que reveló la fuente es que el Gobierno trabaja en el borrador para reformar la Carta Orgánica el BCRA, una de las condiciones que le impone el FMI a la Argentina. "Habrá una modificación de la Carta Orgánica del BCRA y estamos trabajando en un borrador para enviar el nuevo proyecto de ley al Congreso antes de fin de año", explicó.

El 28 de marzo del 2012 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a partir de una idea del entonces viceministro de Economía Axel Kicillof, promulgó la ley 26.739. El artículo 2º de esa ley señala que "el BCRA tiene por finalidad promover, en la medida de sus facultades y en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional, la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social". Esta norma amplío las facultades de la entidad, que la ley de convertibilidad había restringido a la solo a la preservación de la estabilidad monetaria.

La intención del Gobierno es volver a la vieja Carta Orgánica donde decía que "es función del BCRA preservar el valor de la moneda".
 
Se intentaría también modificar el artículo 3º de la actual Carta Orgánica que señala que "el BCRA Central podrá regular el funcionamiento del sistema financiero, así como la cantidad de dinero y las tasas de interés, y regular y orientar el crédito".  También se modificaría el artículo 11º de la ley que señala que "la autoridad monetaria podrá hacer adelantos transitorios al Gobierno nacional".

Este cambio se debe a que a partir de junio el BCRA dejó de hacer adelantos transitorios para financiar al Tesoro que es un nueva imposición del acuerdo con el FMI para lograr reducir el déficit fiscal operativo.

Con referencia al futuro de la inflación y de las tasas de interés, la misma fuente destacó que "hasta que no se vea evidencia de una definitiva desaceleración inflacionaria, el BCRA se compromete a mantener la tasa mínima de las LELIQ al 60% ya que como manifestó el presidente del BCRA la Argentina necesita de un ancla simple y contundente para frenar la inflación que es el control de los agregados monetarios y nuestro principal objetivo es reducir la inflación y el segundo objetivo es que no volvamos a experimentar la volatilidad nominal del tipo de cambio que vivimos desde fines de abril hasta la semana pasada porque eso genera mucha incertidumbre y daños a la actividad de la economía".

El hombre del Central fue más allá con su optimismo al manifestar que "en la medida que el mercado y la población se den cuenta de que queremos derrotar a la inflación es probable que el BCRA comience a comprar dólares y el peso tenga un proceso de apreciación frente al dólar pero también debemos considerar que es un momento difícil donde se cayó muy fuerte la demanda de dinero y si ese proceso se revierte tal vez la recuperación de la economía llegue antes de los esperado".

"Este nuevo régimen de política monetaria que regirá desde el 1 de octubre contempla una banda cambiaria con y sin intervención que se ajustará a una tasa del 3% mensual hasta fin de año y una fuerte restricción de la base monetaria, de base cero, con el fin de reducir la inflación", comento la fuente.

El BCRA intervendrá en el mercado cambiario en caso de que el tipo de cambio muestre excesiva volatilidad y para ello se aplicará una banda cambiaria con dos zonas.

El esquema es un sistema de flotación cambiaria con una zona de no intervención se inicia con un dólar de entre $ 34 y $ 44 pesos que se ajustará diariamente, a una tasa del 3% mensual hasta fin de año, lo que daría una proyección de un valor del dólar superior a los $48 en diciembre.

"Si el precio de la divisa supera el límite superior se realizarán ventas por USD 150 millones diarios a lo largo de los 60 días hábiles que quedan hasta fin de año para dotar de liquidez el mercado y ello implicará que se van a retirar los pesos que se obtengan por los dólares y se inicia una nueva etapa ya que dejamos atrás las intervenciones cambiarias que hicimos en los últimos tres meses", acotó la fuente. Y agregó que "de todas formas con esos 150 millones que podemos vender por día tenemos autorización para vender unos USD 9.000 millones hasta fin de año si la volatilidad cambiaria continúa pero el cierre del programa financiero para este año y para el 2019 que nos da el nuevo acuerdo nos ayuda a ser optimistas".

En el Central destacaron también que es muy importante el estricto control de la cantidad del dinero en la economía que hará el BCRA para que la base monetaria crezca cero, de acá a junio del año que viene y con contracción monetaria se podrá recuperar la estabilidad y señalaron que la expansión monetaria venía creciendo al 2,2% mensual y a partir de ahora crecerá cero.

Con respecto al futuro de la tasa de interés la fuente, destacaron que solo habrá una tasa de referencia entre el BCRA y los bancos que será la tasa de las LELIQ y agregaron que "la meta monetaria será implementada mediante operaciones diarias de Letras de Liquidez (LELIQ) con los bancos, con aumento de encajes o de requisitos mínimos de liquidez a los bancos y también mediante ventas de dólares del BCRA".

En referencia al desarme de las Lebac que comenzó la gestión anterior la fuente expresó que "el BCRA continuará con el exitoso cronograma de desarme de LEBAC y al establecerse la cantidad de dinero de forma exógena, la tasa de interés de las LELIQ será determinada por la oferta y demanda de liquidez, y será la necesaria para cumplir con el compromiso de crecimiento nulo de la base monetaria".

Fuente: Infobae

Te puede interesar