Frigerio visitó a Pichetto para hablar del presupuesto y la adenda fiscal

El Pais 23 de septiembre de 2018
Del encuentro, que se extendió durante una hora, también participó el jefe del bloque Pro de Diputados, Nicolás Massot. Hablaron sobre la importancia de que ambas cámaras trabajen en paralelo de modo tal de agilizar su tratamiento para que, de esta manera, una vez que sea sancionado en Diputados pueda avanzarse en el Senado.
Pichetto y Frigerio

Además, el Senado aguarda el envío de la adenda al Pacto Fiscal y el oficialismo espera convertirla en ley junto con la aprobación del Presupuesto en la Cámara de Diputados. Ese es el objetivo para el que trabaja Cambiemos por estos días, aunque todo dependerá del nivel de adhesión que finalmente coseche el documento entre los gobernadores de la oposición.

Estaba previsto que la adenda ingresara este viernes a la Cámara alta, pero su envío se retrasó porque el Gobierno esperaba la firma de más gobernadores. Hasta ahora 14 mandatarios provinciales estamparon su rúbrica, con el fin de sumarse a la compensación fiscal por el ajuste que sufrirán sus distritos.

Entre otras cosas, el texto oficial propone derogar las exenciones de Ganancias para empleados y funcionarios públicos; posponer la rebaja del impuesto a los Sellos; e impulsar una rebaja en el impuesto a los Bienes Personales, subiendo la alícuota para las cuentas, sociedades e inmuebles en el exterior.

En Cambiemos sostienen que en la firma de la adenda fiscal y su posterior votación en el Congreso se verá reflejado el “verdadero compromiso político” de la oposición para colaborar en empezar a revertir la crisis. Además, aclaran que la adenda no modificará ninguna ley, sino que los cambios deberán ser discutidos en el propio Presupuesto.

El plan del oficialismo es que el Senado vote en primer lugar la adenda para que luego la Cámara de Diputados la convierta en ley el mismo día en que se trate el Presupuesto, es decir, a fines de octubre.

El texto ya recibió las firmas de los gobernadores oficialistas María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (CABA). También suscribieron Juan Manuel Urtubey (Salta); Omar Gutiérrez (Neuquén); Domingo Peppo (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Hugo Passalacqua (Misiones); Sergio Uñac (San Juan); Juan Schiaretti (Córdoba); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Alberto Weretilneck (Río Negro) y Sergio Casas (La Rioja).

El puntano Alberto Rodríguez Saá fue el único que no firmó, en noviembre pasado, el Consenso Fiscal. Otro caso es el del pampeano Carlos Verna, quien sí había adherido, pero en marzo pasado se bajó aduciendo incumplimientos por parte del Gobierno nacional.

Por lo tanto, los gobernadores que restarían adherir a la adenda son el tucumano Juan Manzur; la fueguina Rosana Bertone; el santiagueño Gerardo Zamora; la catamarqueña Lucía Corpacci; el formoseño Gildo Insfrán; la santacruceña Alicia Kirchner; el santafesino Miguel Lifschitz y el chubutense Mariano Arcioni. (Parlamentario)

Te puede interesar