Se demora la aplicación de la ley que indemniza a los hijos de las víctimas de femicidio

El Pais 16 de septiembre de 2018
No está implementada y ya venció el plazo para su reglamentación. Casi 3.500 chicos podrían cobrar unos 8.600 pesos por mes.

ni una menos

El 4 de julio, y por unanimidad, la Cámara de Diputados convirtió en Ley la reparación a hijos e hijas de madres víctimas de femicidio. Son casi 3.500 chicos que se quedaron sin madre porque fueron asesinadas. Son las víctimas colaterales de los crímenes de mujeres que no bajan en Argentina: uno cada 30 horas.

La mayoría de estas mujeres fue asesinada por sus parejas o ex parejas con los que tuvieron hijos, que quedan huérfanos. Sus madres están muertas y sus padres presos, prófugos o se han suicidado. La "Ley Brisa" da una reparación, equivalente a una jubilación mínima, que hoy ronda los 8.600 pesos. Pueden cobrarlo las niñas, niños, adolescentes o jóvenes cuyo padre haya sido procesado o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de femicidio contra su madre.

La reparación es hasta que cumplan 21 años, y en el caso de tener alguna discapacidad, es de por vida. La mayoría de estos niños están al cuidado de familiares. Tías, abuelas, que no sólo deben lidiar con el dolor, sino con la Justicia y con el dinero. Por eso esta “reparación”, porque se entiende que el Estado es responsable de garantizar salud, educación y alimentación. Muchas de las mujeres asesinadas habían denunciado a estos varones, y el Estado no las protegió.

"La Ley Brisa fue promulgada hace mas de un mes. Y aún no hay novedades con respecto a su implementación. Esperamos que se garantice el derecho de los pequeños para quienes el Estado hasta ahora estuvo ausente. Exigimos al Estado que se involucre más en este tema y agilice su implementación", dicen desde el grupo Familiares Atravesados por el Femicidio.

Esther Robledo forma parte del grupo. A su hija, Florencia Albornoz, la mató su pareja, el policía Miguel Angel Mazo. Está preso desde el asesinato, en enero de 2010. Desde entonces Esther cría a su nieto y a su nieta, los hijos de Florencia, que tenían 3 y 6 años cuando fue asesinada. Esther tiene 67 años y cobra la jubilación mínima: 8.600 pesos. Con esa plata mantiene a los nenes. El municipio de Quilmes nunca la ayudó. "Fui a todas las secretarías y lugares que me dijeron. De un lugar me mandaban al otro. Nunca nadie me dio nada. Es un manoseo lo del Estado. Ya no sé qué más hacer", dice a Clarín.

La Casa del Encuentro, que presentó el proyecto en el Senado dos años atrás, ahora también exige que se implemente la ley: "El artículo 13 establece que el Poder Ejecutivo deberá reglamentarla dentro de los treinta días de su publicación. La reglamentación, aún pendiente, debe ser publicada con suma urgencia y con carácter de prioridad. Exigimos el plazo más corto para que se reglamente la Ley de Reparación Económica, toda vez que en ella se reconoce el derecho de niños, niñas y adolescentes víctimas colaterales del femicidio de su madre a percibir una reparación económica y una cobertura integral de salud", dicen desde la Asociación Civil. 

La Casa del Encuentro le puso “Ley Brisa” por la hija de Daiana de los Angeles Barrionuevo, que tenía 24 años cuando desapareció el 20 de diciembre de 2014. Su cuerpo fue encontrado el 10 de enero dentro de una bolsa en un arroyo en Moreno. El principal sospechoso de asesinarla fue su ex pareja Iván Rodríguez. Sus gemelos Elías y Tobías, de 7 años, y Brisa, de 3 años, quedaron a cargo de su abuelo.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social explicaron a Clarín que la ley "ya está reglamentada, pero está en trámite la aprobación de esa reglamentación". 

Fuente: Clarín

Te puede interesar