Anhelo

Opinion 24 de agosto de 2018
Se acomodaron las piezas del ajedrez fiscal. Las provincias le aseguran a la Nación los votos favorables al presupuesto de ajuste a cambio de mejorar su propia situación financiera con apoyo del Gobierno central. Resta afinar algunos aspectos, lo que sucederá la próxima semana en la continuidad de un diálogo que no refleja la irritación de los gobernadores, generada por las recientes medidas económicas del presidente Mauricio Macri.
urtubey_peña

Una segunda línea de los gobiernos nacional y provinciales de la oposición se reunieron ayer en la Casa de Salta en Buenos Aires para analizar aspectos de un nuevo acuerdo, que reforzará el Consenso Fiscal suscripto en noviembre pasado que los mandatarios querían abandonar, escudándose en los incumplimientos de la Nación. Hubo señales de concordancia que justifican el cambio de tono de las discusiones.

Mientras los ministros de Economía de 19 provincias  limaban sus pretensiones, el gobernador Juan Manuel Urtubey mostró los réditos de su coherencia en un apoyo sin fisuras al gobierno de Cambiemos. Por Twitter informó de un convenio suscripto con Marquito Peña y Nico Dujovne, Jefe de gabinete y Ministro de Hacienda de la Nación respectivamente.

El convenio en cuestión reduce la deuda de Salta en mil millones de pesos. Según la información oficial, el acuerdo especifica que la Provincia y el Estado Nacional dan por cancelados los créditos recíprocos. Resta conocer el texto para determinar qué acreencias resignó Salta y cuáles obligaciones adquirió.

En principio puede considerarse que la compensación de deudas  se prolonga en el apoyo que se va cerrando en torno del Presupuesto 2019. Y no tiene condicionamientos.

Los titulares de Economía de las principales provincias con gobiernos peronistas y de partidos provinciales ratificaron una serie de compromisos que sigue demandando un gobierno exasperado por una crisis que no logra dominar.

Estados como Tucumán, Córdoba, La Pampa, Santa Fe, Río Negro, Entre Ríos, San Juan, San Luis y Santiago del Estero, que venían exponiendo reparos, se sumaron a otras como Chaco,  Catamarca, Chubut, Tierra del Fuego, La Rioja, Misiones, Neuquén y Formosa, siempre necesitados de apoyo nacional y se avinieron a no plantear obstáculos. Santa Cruz, de fuerte dependencia, hizo caso omiso del pésimo momento que atraviesa el kirschnerismo y se sumó al apoyo.

El acuerdo gira en torno de reconocer que hay que tener el presupuesto nacional para el año que viene, por tratarse de una herramienta de gestión institucional necesaria, por lo que en la reunión de ayer  se trabajó sobre el recorte de gastos que propuso Nación, Eso sí, se pidió  generar mayores recursos pero no lograron un compromiso tan contundente como la entrega provincial.

El consenso será forzado pero es el costo de una relación desigual de poder. Queda como asignatura pendiente lograr lograr una economía integrada, equitativa y solidaria, un viejo e insatisfecho anhelo.

Salta, 24 de agosto de 2018

Te puede interesar