EEUU: miles de personas se movilizaron contra la política migratoria de Trump

El Mundo 02 de julio de 2018
Miles de personas salieron a las calles en Estados Unidos para protestar por la dura política migratoria de Donald Trump, especialmente por la separación de familias, que generó una fuerte controversia en el país.

protesta inmigrantes

"Ningún niño debería ser encerrado en una celda. Terminemos con la detención de familias y reunamos a los niños con sus familias", demandaron los organizadores de las marchas, Families Belong Together. 

Varios famosos dieron su apoyo a las protestas, entre ellos la actriz y cantante Selena Gomez; Lin-Manuel Miranda, creador del exitoso musical de Broadway "Hamilton", o la actriz Kerry Washington. La cantante Alicia Keys asistió a la marcha en Washington. 

"Este país fue construido por inmigrantes y esta administración no lo ve", dijo Kim Lewis Gibson, de 63 años, de Arlington, Virginia, que fue a la marcha en la capital, a la que asistieron varios miles de personas. 

"Los niños no son criminales, no son miembros de pandillas y estoy harta", dijo Lizette Krajnak, una de las manifestantes. 

Unos 2.300 niños fueron separados de sus padres después de que estos fueran arrestados al ingresar ilegalmente a Estados Unidos por la frontera con México desde el 19 de abril, en el marco de una política de "tolerancia cero" del Gobierno para desincentivar la inmigración ilegal. 

Trump marcha atrás a la medida de separar familias, pero aún hay muchos niños que quedan en centros de acogida repartidos en 17 estados norteamericanos. 

El jueves, cientos de mujeres fueron detenidas mientras protestaban dentro del edificio del Congreso en Washington, entre ellas la actriz Susan Sarandon, contra la separación de familias. 
Varios legisladores del Partido Demócrata apoyaron a las manifestantes, que fueron liberadas más tarde. 

Los manifestantes demandan que el Gobierno federal disuelva la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), la agencia que implementa las políticas migratorias de la administración y es acusada de mano dura. 

La senadora demócrata Elizabeth Warren participó en una marcha en Boston, en la costa este, y dijo que la ICE debería ser reemplazada por algo que refleje la moral del país "y que funcione". 

Aunque no habló directamente de las protestas, Trump respaldó a la ICE a través de Twitter, y dijo que sus empleados "están haciendo un trabajo fantástico" al "erradicar a los peores elementos criminales" e insistió en que hay "cero chance" de que la agencia sea cerrada. 

Trump, que ganó las elecciones de noviembre de 2016, basó gran parte de su campaña en prometer una política migratoria más dura, especialmente con los ciudadanos que provienen de países de Latinoamérica y Cercano Oriente. 

El mandatario vincula regularmente a la delincuencia con la migración, una retórica populista similar a la que utilizan los partidos de ultraderecha en Europa.

Fuente: Ámbito.com

Te puede interesar