Distancia

Opinion 01 de junio de 2018
La semana cierra con una importante visita cuyos efectos no se explican inmediatamente. Para algunos sectores políticos no dejó nada; para otros, tiene una significación notoria. Lo cierto es que el Presidente de la Nación tomó distancia de su sede de gobierno, sacudida por expresiones de disconformidad, refugiándose en una provincia periférica. En tanto, sus principales opositores se cubrieron sancionando una ley inconducente.
31-05-digitales-urtubey-macri-gabinete-turismo2

Dos cuestiones le dieron contenido a la presencia del mandatario nacional en Cachi y luego en la Capital, más allá de sus resultados.  En la localidad vallista se abocó a recibir planteos de los principales sectores económicos y de gobierno mientras que en la principal ciudad de la provincia se metió de lleno en la organización de la estructura política, que debe sostener su gobierno y una eventual reelección.

La movida presidencial no dejó indemne al gobernador Juan Manuel Urtubey ni al intendente Gustavo Sáenz. Son los principales gobernantes pero también los líderes de la política lugareña y se vieron obligados a tomar posiciones cuyos efectos se proyectarán sobre los días por venir.

Que no hubo beneficios concretos, se concluye de la falta de anuncios con excepción de una inversión de 60 millones de dólares en la recuperación del ramal C15 del Ferrocarril Belgrano. El resto fueron advertencias de miembros del gabinete provincial y de empresarios y productores respecto de obras impostergables que no figuran en los planes nacionales.

Rutas vertebrales figuran a la cabeza de las demandas, aunque las respuestas o la falta de ellas no conformaron a los demandantes. No hay explicaciones más allá de la ineficiente gestión de los gobiernos nacional y provincial para la falta de atención a rutas importantes como la 40, imprescindible para el desarrollo del turismo, actividad a la que Macri y Urtubey apostaron buena parte de sus fichas o la 51, fundamental para la minería, otro sector económico que se impone como herramienta para el crecimiento económico salteño.

Sí hubo precisiones sobre la ruta 9/34, cuya modificación será licitada en tres meses, según el anuncio del gobernador. El mandatario nada dijo de la reunión del miércoles en la Cámara de Diputados, en la que la comunidad de Metán con su intendente a la cabeza, ratificó el rechazo a la nueva traza.

Sobre la crisis azucarera solo hubo denuncias porque ni desde el gobierno nacional ni provincial se esbozó una alternativa; al menos no con la contundencia que marcó el ex ministro de Trabajo Armando Caro Figueroa en Cara a Cara, al proponer la reconversión.

Frente a este panorama cobran fuerza las consideraciones que ubican a esta visita y al papel que le tocó jugar al gobierno local, como un acto político ajeno a las manifestaciones de crisis social. A medida que se acerca 2019, se van configurando dos planos de una misma realidad. La dimensión electoral impone entre ambos una marcada distancia, casi una brecha.

Salta, 01 de junio de 2018

Te puede interesar