Paro nacional de ATE contra la reforma laboral y contra el retorno del FMI

Política 10 de mayo de 2018 Por
Trabajadores nucleados en el sindicato, junto a organizaciones sociales y políticas, marcharon por las calles de la ciudad exigiendo la reincorporación de los despedidos, contra la reforma laboral y en repudio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Advierten el advenimiento de “una nueva fase del ajuste”.

raul_rodriguez

“Estamos cansados de que el ajuste siempre pase por los trabajadores”, sostuvo Raúl Rodríguez – secretario de Organización de ATE – en diálogo con Aries. Y es que, según explicó, los despidos en la administración pública nacional, los retiros voluntarios en el Estado salteño y las paritarias a la baja forman parte de un programa mucho más extenso cuyo punto culmine sería la ley de reforma laboral que Nación pretende tratar en el Congreso en pocas semanas.

En tanto, el anuncio del presidente Macri sobre un posible nuevo acuerdo con el FMI alertó al arco político en general y, en particular, a sectores de trabajadores que se manifestaron en contra del mismo con ‘ruidazos’ en distintos puntos del país.

“Es desastroso, nosotros ya lo conocemos, esto pasó en el año 1996 cuando se obtuvo un préstamo del FMI durante el gobierno de Carlos Menem y se privatizó todo. Hoy nos está pasando lo mismo; siempre el trabajador pone la espalda para todo”, consideró el dirigente de ATE consultado sobre el tema.

Volviendo al plano provincial, meses atrás la administración Urtubey anunció un plan de retiro voluntarios para trabajadores estatales, iniciativa rechazada por los sindicatos locales. Sobre los motivos que abonan esta posición, Rodríguez explicó que aún no tuvieron comunicación con miembros del Ejecutivo para conocer detalles de la medida, a la vez que advirtió: “Hay gente que se está por jubilar pero sabemos lo magro que son los sueldos, van a cobrar una miseria porque hoy el salario no alcanza para nada”. “Es así, el ajuste siempre lo pagamos los trabajadores”, concluyó.

oscar_monzon

Por su parte, Oscar Monzón, dirigente de la Corriente Clasista y Combativa, advirtió que el repudio a las medidas del gobierno nacional – tarifas, despidos, inflación - se hizo sentir fuerte durante las últimas semanas y que el retorno del FMI ha caldeado el humor social.

“Ahora sí viene el verdadero ajuste; ahora se entiende la presentación de la ley de reforma laboral, o sea, van a achicar todo, van a quitar los planes y, como dijeron varios economistas, van a bajar el salario de los empleados estatales”, auguró el dirigente.

Para Monzón, el Ejecutivo Nacional está “tensando la situación” ya que, a pesar del “repudio generalizado” y de las movilizaciones casi semanales, “ellos – el gobierno – sigue diciendo que vamos por buen camino y que no van a retroceder”, dijo.

“Nosotros vamos a redoblar la apuesta, no es que estamos diciendo que lo queremos voltear sino que queremos torcerle el brazo a estas políticas porque ya no da para más la situación”, expresó.

Según el dirigente de la CCC, la provincia paga los costos de haber firmado el pacto fiscal con Nación y el “achicamiento” del Estado se hace sentir. “Vos fíjate, a los intendentes les llega menos platas, hay problemas en la salud, hay problemas en el presupuesto; han hecho un achique muy grande. El gobierno provincial está pagando las consecuencias de esa ley”, finalizó Monzón.

Claudio_del_pla

En tanto, el diputado del Partido Obrero, Claudio del Plá, consideró que “es necesario que la clase obrera se ponga a la cabeza de una oposición a este gobierno que ha fracasado en todas las líneas”.

Para el legislador, dicho “fracaso” no es solo de la administración Cambiemos sino que toca a gobernadores que apoyaron sus medidas y a legisladores que votaron sus leyes en el Congreso. “Llevaron a esta brutal desorganización económica y, ahora, con el acuerdo con el FMI, se va a llevar a la destrucción literal de las condiciones de vida de nuestro pueblo”, insistió Del Plá y advirtió: “Se viene una nueva fase del ajuste”.

El diputado explicó, además, que el acuerdo con el organismo de crédito internacional implica un monitoreo trimestral de las medidas del gobierno nacional, “es decir que tenemos una especie de colonia y no un gobierno electo por el pueblo argentino”, completó y añadió que las condiciones son la reforma laboral, despidos en el Estado, techo salarial del 15% con una inflación que llega al 30%; “esto es lo que va a venir a monitorear el FMI a la Argentina”, apuntó Del Plá.

Finalmente, el legislador del PO resaltó que el ajuste se hace sentir fuerte en la provincia y ofreció como ejemplo el caso del Ingenio San Isidro, planta que hasta la fecha no tendría compradores - en consecuencia - con su producción paralizada y con la temporada de zafra a punto de iniciar.

“La clase obrera es la única que va a hacer una oposición consecuente para derrotar estas políticas, necesitamos un paro activo nacional, que se convoquen asambleas en los lugares de trabajo y un congreso de todas las organizaciones sindicales para pasar por arriba incluso a la burocracia cómplice de estas políticas. Este es el mensaje hoy”, sentenció.

Te puede interesar