Prisión perpetua para Franco Gaspar Cinco

Judiciales 07 de mayo de 2018 Por
El juez Ángel Amadeo Longarte, condenó a Franco Rodrigo Gaspar Cinco a la pena de prisión perpetua por haber envenenado a su pareja Alejandra Parraga y al hijo de la joven. En cinco días se conocerán los fundamentos de la sentencia pero la familia de las víctimas mostró su conformidad con la resolución de primera instancia.
20180507_162708
Los Párragas se abrazan luego de escuchar la sentencia de prisión perpetua.

Antes de la lectura de la sentencia, el acusado reiteró su inocencia y expresó: "No puedo hacerme cargo de lo que me adjudican". Afirmó que jamás tuvo intención de terminar con la vida de Alejandra, "el amor de su vida", ni con la de su hijo. El imputado señaló que él tiene un hijo de cuatro años y que no podría haber planeado eso y que si no declaró antes fue porque "no había podido terminar la lectura de los chats entre él y Alejandra".

Durante los alegatos la fiscalía y la querella habían pedido la pena máxima mientras que la defensa había solicitado la absolución y el beneficio de la duda en el caso de la tentativa de homicidio que sucedió en el dique Cabra Corral cuando Gaspar Cinco intentó arrojar al niño en un barranco.

“Se hizo justicia aunque no me van a devolver la vida de mi hija. La mentira que dijo este asesino quien quiso culpar a Alejandra cuando era inocente. Se cierra una hoja más de este libro, un capitulo pero el dolor lo seguimos teniendo y lo mantendremos mientras vivamos. Mi hija y nieto están presentes en los corazones de toda la familia”, dijo por Aries, Wilfredo Alejandro Párraga, padre y abuelo de las víctimas.



Por su parte, el querellante Sebastián Schdmit explicó que en la pena de prisión perpetua, para acceder a la libertad condicional tiene que cumplirse 35 años de prisión. Además, hay que tener en cuenta que hubo una reforma en la ley de ejecución penitenciaria por lo que cualquier persona que sea condenada por homicidio calificado, tiene velado todos los beneficios y salidas transitorias que se prevén.



Por último, el abogado Rafael Benegas dijo que el caso configura un precedente y es lamentable lo que se tuvo que juzgar en Salta porque no existía en nuestra legislación. “Es un caso que apoyamos desde el Programa Asistir y logra consolidarnos para seguir trabajando en la asistencia a las víctimas”, finalizó.



Sebastián Cardozo

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Te puede interesar