Cura

Opinion 07 de mayo de 2018
Con una inversión de más de 12 millones de pesos del Plan Bicentenario de la Independencia, el Gobierno Provincial ha puesto en marcha el Polo Integral de las Mujeres. Se trata de un espacio donde interdisciplinariamente se trabajará sobre un problema que demuestra que la sociedad salteña está enferma, según afirmó Juan Manuel Urtubey.
polo-mujer2

El Gobernador de la Provincia inauguró las remodelaciones de un edificio que supo cobijar un orfanato de niñas, que ahora se destinará a tratar cada una de los problemas que afectan a la mujer en situación de vulnerabilidad, a fin que pueda encontrar recepción del Estado. Es una más de las medidas adoptadas en el marco de una emergencia social declarada por un año hace casi tres y que debió ser prolongada ante la persistencia de un flagelo que coloca especialmente a las provincias del norte a la cabeza de un ranking vergonzoso.

Precisamente Naciones Unidas tiene medido con precisión el alcance de la violencia de género; de allí la presencia de sus representantes en el país en el acto de hoy a través de sus referentes de varias agencias como UNICEF, ONU Mujeres y el Fondo de Población. El coordinador residente en Argentina, René Mauricio Valdés, alertó sobre la necesidad de complementar esfuerzos para luchar contra el femicidio y otras terribles violaciones a los derechos humanos,  que en pleno siglo XXI son inadmisibles.

Debe reconocerse que la declaración de la emergencia ha permitido tomar decisiones en distintos ámbitos, como el legislativo, el judicial, además del Ejecutivo y si bien las ponderaciones sobre el alcance del problema aún son desalentadoras, la visualización de la violencia de género no excluye a ningún sector social respecto de su responsabilidad en su generación y en el aporte de soluciones.

Como el máximo responsable de una política pública que viene dando resultados aún insuficientes, el mandatario provincial reconoció la complejidad de la situación. Uno de sus expresiones más claras es el número de femicidios que se registran y que en 2017 ubicó a Salta como la segunda en casos en el país, en relación a la cantidad de habitantes. El año pasado, con una emergencia en plena aplicación, mataron a 24 mujeres en la provincia, más del doble que en 2016. En lo que va del 2018, las estadísticas no mejoraron, más allá que desde hace dos años hay un prolijo seguimiento por parte del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, una de las creaciones realizadas para enfrentar el flagelo.

El gobernador Urtubey exhortó a curar a la sociedad salteña. Es una visión muy dura pero realista, a la luz de las manifestaciones de la violencia que no solo es de género, sino también alcanza a la familia, se mete en las escuelas, altera todas las relaciones.

La cúspide está ocupada por la mujer, como víctima propicia. Ningún esfuerzo que se haga, como la inversión en espacios de contención, será inútil. Sólo debe manejarse con eficiencia, para optimizar todos los recursos que se pongan en juego.

Salta, 07 de mayo de 2018

Te puede interesar