Debate

Opinion 25 de abril de 2018
La gente, un concepto que reúne en un conjunto a una variedad de personas en distintos roles, emergió como un elemento motorizador del debate central de estas jornadas. En su nombre, se denosta y se apoya con el mismo fervor la política tarifaria del gobierno nacional, que se repite en la Provincia respecto de sus propios servicios públicos.
tarifas

Es que las tarifas se han constituido en un tema de la agenda de la gente, no de la coyuntura política, explicó hoy en la Cámara de Diputados de la Nación el salteño Pablo Kosiner. Cargando la representatividad de un sector de la oposición, que es el que responde a los gobernadores justicialistas, con esta consigna trató de salvar el debate nacional sobre la cuestión tarifaria.

Mejor suerte tuvieron los diputados provinciales que bajo el paraguas de los recientes incrementos cuestionaron a cuanto gobierno se puso a tiro, sea el actual o anterior; sea local o nacional. De allí que se pueda concluir en que la responsabilidad es compartida al no haber encontrado soluciones políticas adecuadas o sostenibles en el tiempo.

En la Cámara baja provincial las posiciones oscilaron entre quienes cargaron las tintas sobre las políticas de Cambiemos, que dejaron dejaron a las provincias en rojo y a sus gobernantes frente a la necesidad de hacerse cargo de la presión de las medidas antipopulares que adopta y aquellos que defienden precios que tornan inaccesibles servicios básicos o perturban el desarrollo de procesos productivos, por considerar que debe prevalecer el esfuerzo por alcanzar una supuesta equidad tarifaria.

El Gobierno Provincial, en tanto, dio un paso sosteniendo una iniciativa que presentó el Interbloque Argentina Federal en Diputados de la Nación, que ata el aumento de las tarifas residenciales de los servicios públicos a la variación de los salarios y, para la industria, al índice de precios mayoristas. Esta posición se contrapone a la que venía sosteniéndose y que se plasmara en la Resolución con la que cerró el proceso de la última revisión tarifaria quinquenal para el servicio de energía eléctrica de Salta. En esa oportunidad, se consideró como un error conceptual asimilar la Revisión Tarifaria a las actualizaciones salariales otorgadas a los distintos sectores, públicos o privados, cuando se trata de cuestiones de distinta naturaleza. Si no fuera así bastaría con incrementar anualmente las tarifas de los servicios según la evolución de los salarios, lo cual transformaría en innecesarias las Audiencias Públicas y redundaría en un perjuicio económico para los usuarios.

Hasta el momento, todo transita por la discusión política. No hay cambios de criterios en los poderes de decisión pero tampoco nada está firme, excepto la decisión del Gobierno Nacional de mantener los aumentos ya dispuestos.

Salta, 25 de abril de 2018

Te puede interesar