El escándalo Facebook

Opinion 23 de abril de 2018 Por
Hoy vamos a hablar de Facebook, la red social más popular del mundo, que cuenta con 2.200 millones de usuarios en todo el planeta.
facebook

Si la gente compartiera más, el mundo sería más abierto, más conectado. Un mundo más conectado es un mundo mejor. Así con estas palabras, describió Mark Zuckeberg fundador y CEO de Facebook su visión para la compañía que fundo en el 2004.

Con cada texto, foto o like, vamos trazando un mapa de nuestra personalidad, hábitos, deseos y porque no  también nuestros miedos. Facebook conoce probablemente mejor que nosotros a nuestros familiares y amigos y quizás sepa mejor que nosotros donde viven, trabajan y el lugar preferido para ir de vacaciones. Es con estos datos como Facebook hace dinero, porque son utilizados para elaborar publicidad personalizada.

Por estos días, Facebook está envuelto en lo que ya se considera la mayor filtración de datos de la red social, luego de que se difundiera que la compañía inglesa Cambridge Analítica habría empleado información de 50 millones de usuarios de la red para generar anuncios personalizados con fines políticos, sin permiso.

Cambridge Analítica, es una consultora, que se encarga de recopilar y analizar datos para hacer campañas publicitarias y políticas. El escandalo salto en marzo de este año cuando se supo que esta consultora uso la información de Facebook para desarrollar un Software destinado a predecir las decisiones de los usuarios. Estos datos fueron comprados y utilizados por el equipo de campaña de Donald Trump y sirvió para segmentar a los votantes americanos en su carrera hacia la Casa Blanca,  así como también fue explotado por las plataformas partidarias del Brexit en el Reino Unido.

La Consultora reconoció que participo en cientos de campañas electorales en todo el mundo y reconocieron la importancia de la sutileza en los mensajes políticos para que no se note que es una propaganda. También reconoció  haber orquestado chantajes y sobornos para perjudicar a un opositor en el marco de una campaña.

Cada vez más podemos observar aquí o en cualquier parte del mundo, el uso, muchas veces perverso de las redes sociales en el marco de una campaña politica, ya sean para difundir informaciones falsas o fomentar la división de la sociedad entre partidarios de uno u otro candidato.

Si bien fueron terceros los que extrajeron los datos y los pusieron al servicio de los fines electorales, Facebook falló a la hora de vigilar el uso dado a la información recopilada por su plataforma y al no alertar a los afectados una vez que se supo de esta fuga de datos.

Pero Facebook no es la única compañía que recoge grandes volúmenes de información sobre sus usuarios, es por eso que también están siendo investigadas compañías como Google o Twitter.  De todas formas toda esta situación evidencia un vacío legal que necesariamente debe generar políticas y normas más rigurosas para cuidar la seguridad de los usuarios ya sea en el Facebook o en cualquier otra plataforma virtual.

 

Salta, lunes 23 de abril de 2018.

 

Te puede interesar