Absurda guerra

Opinion 17 de abril de 2018 Por
Hoy vamos a hablar de esta absurda guerra civil en Siria, absurda como todas las guerras, este conflicto desde sus inicios en 2011 ha ocasionado la muerte de más de 450 mil personas.
siria

Lo que comenzó como un levantamiento pacifico contra el presidente Sirio Bahsar al Asad en marzo de 2011 se convirtió rápidamente en una brutal represión y sangrienta guerra civil que ya involucro a potencias internacionales.

Antes de la guerra, muchos ciudadanos sirios ya se quejaban de un alto desempleo en el país, corrupción, falta de libertad politica y de la represión  del gobierno. Esta situación provocó una ola de protestas inspiradas en la llamada Primavera Árabe (movimientos revolucionarios exitosos en países como Tunez y Argelia). A lo que el presidente sirio prometió aplastar por considerarlo un terrorismo apoyado desde el exterior.

Los enfrentamientos ya llegaron hasta la capital Damasco y la segunda ciudad más importante del país Alepo, considerada una de las ciudades más lindas del mundo. En la actualidad el conflicto se convirtió en algo más que una batalla entre aquellos que apoyan y los que se oponen al presidente. Adquirió características sectarias enfrentando a la mayoría sunita contra los chiitas rama musulmana a la que pertenece el presidente de ese país. Esto arrastro a las potencias regionales e internacionales, lo que indudablemente añadió otra dimensión al conflicto.

El impacto de la guerra se calcula que ha causado no solo la muerte de miles de personas, sino la huida de 5 millones de sirios, la mayoría mujeres y niños. Los países vecinos como El Líbano, Jordania y Turquía, están enfrentando una crisis tratando de albergar a la que se considera que es uno de los mayores éxodos de refugiados de la historia reciente.

Siria poseía aproximadamente 23 millones de habitantes, casi la mitad de su población ha sido desplazada por el conflicto. De los que quedaron cerca del 70% no tiene acceso al agua potable, 1 de cada 3 personas no puede satisfacer sus necesidades alimentarias básicas, más de 2 millones de niños no pueden asistir al colegio y 1 de cada 5 no tiene donde vivir. Y como si esto fuera poco, las partes en conflicto han complicado aún más la situación al rehusar el acceso de las agencias humanitarias a los necesitados.

Hoy 7 años después del inicio del conflicto, gran parte del país está en ruinas y su población está profundamente traumatizada por la guerra. La única certeza,  es que la reconstrucción de Siria, una vez que esto termine, será un proceso extremadamente largo y difícil.

En el año 2016 y con motivo de la marcha mundial por la paz y la no violencia, el gran Eduardo Galeano dijo: Las guerras mienten. Ninguna guerra tiene la honestidad de confesar, yo mato para robar. Las guerras siempre invocan nobles motivos, matan en nombre de la paz, en nombre de Dios, en nombre de la civilización, en nombre del progreso, en nombre de la libertad y de la democracia. Y por si tantas mentiras no alcanzaran, están los grandes medios de comunicación dispuestos a inventar enemigos imaginarios para justificar la conversión del mundo en un gran manicomio y un gran matadero. Las armas exigen guerra y las guerras exigen armas y los 5 países que manejan las Naciones Unidas y son parte del Consejo de Seguridad Permanente y por ende la enorme responsabilidad de garantizar la paz en el mundo, resultan ser los 5 principales países productores de armas. Uno se pregunta: ¿hasta cuándo la paz del mundo, estará en manos de los que hacen el negocio de la guerra?.

 

Salta, lunes 16 de abril de 2018.

 

 

Te puede interesar