Preocupación

Opinion 20 de marzo de 2018
Se está complicando el frente social en varios puntos de la Provincia, como consecuencia de conflictos laborales. Esta jornada se inició con la toma de un municipio, cuyos trabajadores públicos reclaman por incrementos salariales y otras cuestiones laborales. Pero también el sector privado muestra situaciones que están alertando a las autoridades provinciales, por eventuales incidentes de violencia.
TABACAL

La cuestión azucarera está al tope de las preocupaciones, tanto del gobierno como de los gremios que nuclean a los trabajadores de los ingenios San Isidro y El Tabacal, que suman a una protesta que está alcanzando carácter regional por despidos en establecimientos de la vecina provincia de Jujuy.  Hay decisiones que así lo justifican

En estos días, los trabajadores del ingenio de Campo Santo han comenzado a recibir los telegramas de despidos, luego que el viernes pasado concluyera el Procedimiento Preventivo de Crisis, con la fábrica cerrada desde enero último.  También supera el centenar el número de despedidos del ingenio de Orán, situación sobre la que se ha pedido la intervención del propio presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy.

El legislador capitalino fue alertado sobre una catarata de nuevos despidos que se estaría preparando, mientras se mantienen detenidos a activistas azucareros y expuso una posición que lo pone del lado de los trabajadores, exigiendo la asunción de sus responsabilidades a los ejecutivos de la empresa y a dirigentes sindicales.

La mayor carga fue contra los directivos de la Seaboard Corporation  porque a juicio del titular de la Cámara baja provincial no tienen ninguna razonabilidad para manejar la situación, están atentando contra la paz social del norte, que está pendiente de un hilo. Fundamentó su apreciación en la certeza que existen maltratos y se despide gente para maximizar las ganancias, pagando indemnizaciones incorrectas.

Respecto del ingenio San Isidro, hay certezas que será uno de los primeros temas a analizar en la Legislatura, atento a que ayer ingresó un proyecto de ley que propone su expropiación con vistas a una explotación por parte del Estado, sin descartar su venta posterior.  Sobre lo que no hay ninguna seguridad es sobre su aprobación, teniendo en cuenta que ya hubo un pronunciamiento por parte del Ejecutivo en sentido contrario. Frente a la iniciativa del bloque del Partido Obrero, se colocará el espejo del Ingenio La Esperanza, cuyo proceso de venta está muy avanzado pero con escasas expectativas.

La intervención de los legisladores estará condicionando por la sombra que se proyecta sobre la paz social que, como se reconoció, es responsabilidad del gobierno y cuando se trata de conflictos laborales,  de los obreros a través de su gremio cuando están sindicalizados y de la patronal, por su posición dominante.

Soplan vientos que anticipan tempestades.

Salta, 20 de Marzo de 2018

Te puede interesar