Momento

Opinion 15 de marzo de 2018
Los diputados nacionales no dejaron pasar la oportunidad y esta vez tuvieron protagonismo en la sesión informativa de la Cámara baja nacional, convocada para escuchar la exposición del Jefe de Gabinete. Acicateados por el drama del norte provincial, demandaron atención y asistencia.
asistencia santa victoria este

No quedó nada en el tintero. El reclamo puso en fila, más allá de la identidad política, a miembros de bloques opositores como Javier David, Pablo Kosiner y Andrés Zottos  y al oficialista radical Migel Nanni. Más aún, este fue el primero en exigir a Marcos Peña detalles sobre la ayuda enviada desde el Gobierno nacional por las inundaciones acaecidas en febrero.  Pero también demandó muchísima ayuda, advirtiendo que lo sucedido no puede quedar como algo pasajero. Puso de relieve que se trata de un problema estructural que amerita un trabajo a conciencia, que no decaiga en el tiempo.

Esa línea mantuvo Zottos, al denunciar la exigua contribución de la Nación para paliar los efectos del desastre natural, solicitando la declaración de la emergencia económica, de vivienda y de salud por tratarse de una zona endémica. Este diputado tradujo en  un valor per cápita de no más de 6 mil pesos para gente que ha perdido todo, especialmente las fuentes de sustento familiar, la mezquina asistencia nacional remitida hasta el momento. Pero además, reactualizó el cobro una deuda centenaria pendiente, la construcción de defensas para el río Pilcomayo.

También en Salta se escuchó ese reclamo a través del titular de la cartera económica. El propio ministro Emiliano Estrada reveló que el Ejecutivo provincial  pidió un ATN de 100 millones de pesos como ayuda en materia hídrica y agropecuaria y se remitió apenas un 10%.

Y para que no queden dudas, el propio Jefe de Gabinete del presidente Mauricio Macri reconoció que esa fue la cifra remitida pero sumó la inmediata presencia de funcionarios del Gabinete,  el trabajo de áreas estatales como las Fuerzas Armadas, Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Social y Transporte, porque  Argentina cuenta actualmente con un sistema nacional de gestión integral para la emergencia,  que antes no existía. Lo que falta es plata y por ello destacó la necesidad de instrumentar fondos de emergencias que permitan prever dentro del presupuesto nacional una partida para estas situaciones y la creación de seguros relacionados centralmente con la producción agropecuaria. Si sirve para algo, ante un recinto cargado de presiones, dejó para las víctimas del chaco salteño  la promesa que el gobierno de Cambiemos no los va a dejar solos ni a ellos ni a ningún vecino de la Argentina que sufra una dificultad.

Es cierto que el Presidente de la Nación ha lanzado su campaña para la reelección, que se cruza con los aprestos de otra campaña similar a favor de la candidatura presidencial del actual gobernador salteño. Seguramente que ninguno usará el drama de los inundados para tener adhesiones pero sí puede ser un acicate para ir cerrando los desgarros del tejido social de esta provincia que, en el área afectada, muestra el vacío de la acción gubernamental. Pero que se repite en el resto del país con no pocas regiones que contienen bolsones de pobreza, que son estructurales.

Este puede ser el momento para revertir el abandono.

Salta, 15 de Marzo de 2018

Te puede interesar