Reino Unido presiona a Rusia con posibles sanciones por el envenenamiento del exespía

El Mundo 14 de marzo de 2018
El gobierno británico acentuó la presión, junto a sus aliados, sobre Moscú para que dé explicaciones sobre su hipotética relación con el intento de asesinato de un exespía ruso, a lo que el gobierno de Vladimir Putin respondió con tono desafiante.

theresa-may

"Es importante que la gente entienda la gravedad de lo ocurrido", dijo el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

Es "la primera vez que se usan gases nerviosos en Europa desde la Segunda Guerra Mundial", añadió.

Serguéi Skripal, de 66 años, fue encontrado el 4 de marzo en estado crítico junto a su hija Yulia en el banco de un parque en Salisbury (sur de Inglaterra), donde vivía desde hacía años.

Moscú insistió en su inocencia, atribuyó las acusaciones a un intento de desprestigiarle y reclamó a Londres muestras del agente neurotóxico usado en el ataque.

"Hemos exigido con una nota oficial acceder a esta sustancia y (...) a todos los hechos de la investigación", dijo en conferencia de prensa el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

La embajada rusa en Londres pidió una "investigación conjunta", y advirtió que habrá una respuesta contundente si Londres aplica algún tipo de sanción.

Te puede interesar