Reunión de pastores, mortandad de ovejas

Opinion 07 de marzo de 2018
El debate acerca de la reforma de la Constitución de Salta además de enfrascar inevitablemente a la dirigencia política dejando de lado otros temas urgentes e importantes, se ha convertido en una demostración de que los máximos líderes políticos de Salta no sólo se valieron de las reformas que ellos impulsaron, sino que también pretenden seguir digitando la vida política e institucional de la Provincia.
urtubey romero
urtubey romero

En Compartiendo su Mañana, el periodista Mario Ernesto Peña cuestionó que sean Juan Carlos Romero y Juan Manuel Urtubey quienes tras gobernar la Provincia durante tres mandatos cada uno y valiéndose para ello de sucesivas enmiendas constitucionales, ahora pretendan comandar la discusión reformista.

Cabe preguntarse ¿cómo es posible que la reforma constitucional la estén propiciando los hombres que moldearon y la disfrutaron? Romero y Urtubey vienen de valerse de la misma para permanecer en el poder durante 24 años. El exgobernador promovió dos reformas, una en 1.998 donde se habilitó la reelección y otra en 2.003 en la que se habilitó el tercer mandato y en la que fue convencional por el romerismo, Juan Manuel Urtubey.

Ellos no deberían hablar de la reforma constitucional cuando se están yendo proponiendo nada menos que al acortamiento de los mandatos o un límite a las reelecciones.

“Pareciera ser que estos hombres que son los dueños de la Provincia no tienen hoy candidatos propios, por lo tanto quieren que el próximo gobernador tenga todo acotado y condicionado por ellos”, expresó Peña y agregó que ambos dirigentes deben dejar las decisiones para el gobierno que gane en 2019.

Después de haberse acusado públicamente con horrorosas consideraciones, Romero y Urtubey al parecer dejaron de lado las diferencias para cerrar un acuerdo y definir lo que debe suceder institucionalmente en Salta, algo que por cierto no se les ocurrió promover en casi un cuarto de siglo que tuvieron en el poder.

El sentido común indica que quien gane la elección a gobernador en 2019 tendrá derecho a decir: vamos a hacer una reforma y no quienes se están yendo.

Te puede interesar