“Obligarnos a parir impacta en lo físico, psicológico y económico”

Política 26 de febrero de 2018
Victoria Val, referente de Mujeres PRO, Vanesa López de la Organización de Trabajadores Radicales y Sofía Fernández, integrante Resistiendo con Aguante, visitaron el programa Hablemos de Política para debatir sobre la despenalización del aborto. Todas brindaron su punto de vista, a favor y en contra pero se mostraron predispuestas al dialogo pese a algunos cruces.
IMG-20180226-WA0019
Victoria Val, Sofía Fernandez y Vanesa lópez

En primer lugar, Victoria Val aclaró que lo más importante es no hacer un reduccionismo porque el tema del aborto es complejo e intervienen muchas variables. “El Presidente abrió la puerta a un debate difícil que viene en la línea de otras cuestiones que el gobierno fue planteando con intencionalidad de dialogo”, afirmó.

La militante dijo que es un tema que inevitablemente nos somete a tomar una decisión. “No estoy a favor del aborto, no me parece la salida pero si respeto a las personas que piensan lo contrario. Cuando hablamos de aborto hablamos de dos personas, una mujer y otra persona, el niño por nacer, quien tiene derechos”, explicó Val.

Por su parte, Vanesa López contó que se puede disentir en cuanto a proyectos políticos pero cuando se trata de mujeres, es un claro ejemplo de sororidad. “En el movimiento de mujeres no se va a encontrar grietas cuando somos conscientes de lo importa es la causa”, manifestó.

“Nosotros defendemos la vida, no queremos que más mujeres mueran. Los que se oponen, son los que votan el privilegio y el estatus quo que preserva la hipocresía”, dijo López.

Finalmente, Sofía Fernández dijo que el movimiento de mujeres las unió. “No tenemos contradicciones en cuanto a los derechos de las mujeres, no hay una grieta partidaria. Tengo grandes compañeras de diferentes sectores políticos y nos une toda esta deuda que la democracia tiene con nosotras”, sostuvo.

“Nos obligan a parir a las mujeres y eso no solo impacta en nuestra vida física y psicológica, sino en lo económico y lo hace con el capitalismo. Nosotras no podemos parir, ni para congraciarnos y no ser pecadoras ni para ser la mano de obra barata del resto del mundo”, concluyó.

Te puede interesar