Cambios

Opinion 11 de enero
Se publicó hoy en el Boletín Oficial de la Nación el Decreto de Necesidad y Urgencia que dispone una reforma del Estado, apuntando a su desburocratización mediante la simplificación de trámites. Contiene variadas medidas que van desde la derogación de una Ley de Abastecimiento de 1952 a disposiciones sobre patentes o licencias de conducir.
macri

Cada una de esas medidas puede ser debatida pero sin dudas que las que abrirán polémicas –que ya se están insinuando- son las modificaciones sobre el funcionamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Cuando está lejos de aplacarse la polvareda que levantó la reciente reforma previsional, seguir avanzando sobre recursos tan sensibles como los que pertenecen a ese sistema, no puede menos que generar inquietud. A través de este DNU, el Gobierno nacional amplió las facultades de dicho Fondo para realizar más operaciones financieras, para incrementar ese capital de activos financieros.

Se trata de un fondo soberano de inversión que forma parte del Sistema Integrado Previsional Argentino. Sus activos se integran con títulos públicos, acciones de empresas, tenencias de plazos fijos, obligaciones negociables y otros recursos. Este sistema fue creado el 4 de diciembre de 2008, cuando se promulgó la Ley 26.425, que establece un único régimen previsional público, dejando sin efecto el de las  AFJP, cuyos recursos se traspasaron en especie al Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Su valuación en esa fecha fue de 28.300 millones de dólares cifra que había ascendido a  38.900 millones de la moneda norteamericana  a diciembre de 2015, cuando se produjo el cambio de gobierno.

El anterior gobierno financió muchos de sus programas de seguridad social, incluyendo Conectar Igualdad y PRO.CRE.AR entre otros, con sus recursos. De lo que no se tiene muchas precisiones es si efectivamente alcanzó el objetivo de promover el crecimiento económico, generar más empleos y evitar la especulación financiera con sus inversiones.

La gestión de Cambiemos ha advertido que este Fondo, cuyo uso tuvo modificaciones por ley en 2016, dejará de ser sustentable. En medio de una ola de cuestionamientos cerró el año pasado emitiendo una Letra del Tesoro en pesos por un monto de 15.000 millones de pesos para financiarse.

Este decreto de reforma del Estado debe pasar ahora por el filtro del Congreso de la Nación. La bicameral que es responsable de su análisis no está integrada y su conformación será el dato político de los próximos días.

Salta, 11 de enero de 2018

Te puede interesar