Investigan al sindicalista Víctor Santa María por millonarios movimientos económicos

El Pais 07 de enero de 2018
Busca determinar si su familia blanqueó US$ 12 millones, y si aún tiene US$ 6,5 millones más en Suiza
actualidad-politica-2605696w620

Se trata del Secretario General del sindicato SUTERH (de porteros y trabajadores de edificios) y presidente del Partido Justicialista porteño, el cual habría movido fondos por US$1,9 millones desde una cuenta en Suiza para que su madre, Prostasia López, una jubilada de 82 años, ingresara en el blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno.

Además, la familia Santa María habría tenido otros US$6,5 millones a través de dos fideicomisos suizos hasta agosto del año pasado, según consta en un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF).

La operación para que la madre de Santa María ingresara en el Régimen de Sinceramiento Fiscal se habría concretado a través de un intermediario, que depositó dinero en la AFIP después de recibir fondos provenientes de una cuenta suiza cuya beneficiaria sería la familia Santa María.

Los US$1,9 millones salieron de Suiza el 30 de marzo de 2017 desde una cuenta del fideicomiso Vica, cuya beneficiaria sería -entre otros- la madre del sindicalista. Un día después, otro de los supuestos beneficiarios del fideicomiso realizó un pago a la AFIP por el mismo monto (pero en pesos) a nombre de López "en concepto de ser aplicado a algún tipo de Régimen de Sinceramiento Fiscal". "Teniendo en cuenta la fecha y los montos, se podría inferir que el pago realizado se correspondería con el plan de regularización impositiva registrado por la Sra. López", indica el informe de 21 páginas que ya está en manos del juez Claudio Bonadio, quien investiga el crecimiento patrimonial del presidente del PJ porteño.

El 31 de marzo de 2017 era, justamente, la fecha de cierre del blanqueo de capitales. Las autoridades entienden que el pago de los Santa María fue ingresado en concepto de la multa del 15% establecida por la AFIP sobre el total del patrimonio por blanquear. Es decir, los bienes de los Santa María, en ese caso, superarían los US$12 millones.

Ingresar fondos no declarados en el Régimen de Sinceramiento Fiscal no constituye un delito. Es más, la ley de blanqueo limita -una vez aprobado cada trámite-, la investigación sobre posibles irregularidades en el origen de dichos fondos.

Fuente: La Nación

Te puede interesar