Control

Opinion 02 de enero
El Ejecutivo provincial cerró el año 2017 asegurando fondos para cubrir gastos corrientes en el arranque de 2018.
urtubey-yarade3

. En esos intentos se destacan el convenio por el cual el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, en el marco del Programa de Convergencia Fiscal, prestó 1.100 millones de pesos para atender necesidades financieras producidas por obligaciones de vencimiento inminente. También se suma la creación del Programa de Emisión de Letras del Tesoro de la Provincia de Salta por un valor nominal total en circulación de casi 2.400 millones de pesos.

El cambio de gabinete producido en noviembre último no significó solamente un reemplazo de responsables para encarar la última etapa de una gestión que concluirá en 2019. Tal como anunciara el propio Gobernador, forma parte de una batería de medidas que fundamentalmente apunta al ordenamiento de las cuentas públicas para reducir el déficit.

Las decisiones adoptadas sobre el cierre del último año contó con la participación de la Legislatura, que aprobó la nueva ley de ministerios, que dispone la eliminación de algunas carteras del gabinete y su consecuente impacto sobre la estructura de secretarías y subsecretarías. También sancionó la ley de aprobación del pacto fiscal que compromete a la Provincia ante la Nación respecto de una estricta reducción del gasto público y  el presupuesto para el presente ejercicio fiscal que amplía facultades al Ejecutivo, autorizando la toma de préstamos para mejorar el perfil de la deuda pública y fijando un techo para el crecimiento de la planta de trabajadores del Estado.

Para toda la administración pública, centralizada y descentralizada, se ha creado un marco de control del gasto, que va a impactar en la plantilla de personal pero también en erogaciones de funcionamiento, que se reducen mediante el congelamiento de sueldos de funcionarios y la restricción de compras de pasajes e insumos.

Por cuarto ejercicio consecutivo, la emisión de Letras del Tesoro será el mecanismo imprescindible para allegar fondos usando el límite máximo permitido por la legislación vigente. El título es un crédito a corto plazo, aunque su manejo en 2017 puso a la Provincia frente a vencimientos que obligaron a recurrir a préstamos del gobierno nacional, que lo habilitan a un estricto control sobre la evolución de las finanzas provinciales.

Las complicaciones del último ejercicio fiscal pueden graficarse en el hecho que abrió creando el Programa de Letras en enero y cerró haciendo lo propio en diciembre, con vistas a la emisión de las correspondientes series de 2018, marcando la urgencia que tiene la conducción económica. En este caso, la cifra autorizada por la ley la Ley de Contabilidad supera en un 20% la disponible el año pasado.

El nuevo año estará marcado por la necesidad del control del gasto público. Lo contrario será caer en mayor endeudamiento y un riesgo cierto de desborde financiero, cuyas consecuencias las pagará la sociedad en su conjunto.

Salta, 02 de enero de 2018

Te puede interesar