Piden donaciones de juguetes para los niños de la Puna

Salta 01 de enero de 2018 Por
Ana Fernández, técnica farmaceútica del Hospital San Bernardo, contó en Aries, que junto a otras personas que peregrinan durante las fiestas del Milagro, desde San Antonio de los Cobres, decidieron llevar adelante esta acción solidaria, con la intención de devolver la amabilidad de los lugareños para con ellos.
PUNA

“Se nos ocurrió juntar todo tipo de donaciones, juguetes, ropas, alimentos no perecederos para llevarlos a los niños de la Puna, que están siempre en la peregrinación brindándonos hasta lo que no tienen”, explicó Fernández.

La farmaceútica comentó que contactaron más gente para llevar las donaciones y que se hace hincapié en los juguetes y golosinas, que es lo que más falta. “Estamos viendo qué posibilidades hay de comprar algo nuevo para darle a cada niño allá, porque es para Reyes”, comentó Fernández.

Al mismo tiempo, explicó que mucha gente que los llamó para que retiraran las donaciones de sus domicilios, solicitan que les hagan llegar fotos de la entrega que realizarán, porque “hay desconfianza, hay gente que pide donaciones y la vende y no llega para el fin solidario que queremos”, agregó Fernández.

Debido a esto, crearon en Facebook, la página “Por una sonrisa de los niños de la Puna”, donde publicarán las fotos de la entrega de donaciones.

Fernández, explicó que viajarán el 7 de diciembre a la mañana y que almorzarán en el Hogar Escuela de San Antonio de los Cobres, donde luego organizarán una jornada con juegos para los niños en el lugar y posteriormente, se entregarán las donaciones.

“Son aproximadamente 50 niños, son muy humildes, hasta en el tema de vestuario. Ellos peregrinan con lo que tienen, es lo que más mueve el corazón”, aseguró la técnica, quien agregó que los niños peregrinan con sus padres durante el Milagro y que son solidarios con quienes van al lugar.

Fernández explicó que las donaciones se reciben en el domicilio de Sergio, uno de los coordinadores de la peregrinación, la cual se encuentra en la intersección de la calle Apolinario Saravia y Avenida Bicentenario de la Batalla de Salta, al lado de un restaurante.



Te puede interesar