Mauricio Macri asume la presidencia del G20

El Mundo 30 de noviembre
Durante 366 días consecutivos, Mauricio Macri llevará una agenda global protagonizada por la puja comercial entre EEUU y China, el aumento geométrico de pobres y desocupados en los cinco continentes y la desazón internacional por la baja de Casa Blanca del Acuerdo sobre Cambio Climático.

Macri-G20

Macri coordinará un evento global con dos escenarios. Puede terminar de modelar su imagen internacional, o convertir al G20 de Buenos Aires en un acontecimiento exótico que los líderes mundiales usarán para olvidar por tres días sus complejas agendas domésticas.

En su primer viaje a China, Trump acercó posiciones con Xi Jinping y ambos se presentaron como virtuales aliados en la conducción de los asuntos más importantes del mundo. Sin embargo, el tono de la agenda del presidente de los Estados Unidos cambia abruptamente cuando regresa a Washington. Y al revés, el líder del partido comunista chino aprovecha sus viajes al exterior para exhibirse como un líder mundial que defiende la libertad de mercado y la pluralidad de pensamiento, dos conceptos que no aplica en su mayor extensión cuando gobierna en Beijing.

Trump llegará a Buenos Aires tras enfrentar sus comicios de medio término, y los resultados de esas elecciones pueden exacerbar su posición en el G20. Si triunfa, insistirá con su concepto de America First, y si pierde, sólo le quedará jugar con el proteccionismo si pretende correr por su reelección presidencial. Macri sostiene el libre comercio y deberá extremar su capacidad de equilibrio para evitar que las diferencias entre Estados Unidos y China pongan en peligro la declaración final del G20.

Te puede interesar