Pobreza

Opinion 15 de noviembre
Ante los más pobres entre los pobres, el presidente Mauricio Macri habló de pobreza. En su cuarta visita a Salta, el mandatario recorrió hoy parte del departamento de Rivadavia, que figura en los lugares más elevados del ranking de las áreas más postergadas del país.
macri la union

Los guarismos son aplastantes e indican que no sólo compite con otros departamentos del norte de la Provincia, sino que los supera por su escasa capacidad de reacción. Un estudio especializado de la Universidad Nacional de Salta, que analiza la evolución de una década de pobreza da partir de 2001, marcó mejoras esa deficiencia. Del el 66%, se redujo al 57%, un progreso menos significativo que el que tuvo Santa Victoria. Y ese es un dato preocupante porque marca la profundidad del drama.

El mandatario nacional encontró el escenario justo para ratificar lo que se convirtió en su principal objetivo. Tras su primer año de gestión, el que ya está feneciendo se abrió con su desafío de convertir al tema en el eje evaluador de su gestión.

En los últimos días lo repitió obsesivamente. Frente a los gobernadores de todo el país consideró fundamental el equilibrio fiscal para reducir la pobreza, concepto que ratificó en una carta que publicó en un diario del interior del país, en la que precisó la necesidad de desterrar la inflación, de alcanzar un gasto público equilibrado y bajar la presión impositiva para estimular las inversiones.

Pero la reducción de la pobreza también demanda la creación de empleo y para ello –y así lo hizo esta mañana en La Unión- convocó a  al trabajo conjunto, sin diferencias políticas. Es un eje que puede propiciar una unidad para lograr lo fundacional, que es la educación.

También es reiterativo en los discursos del presidente Macri la convicción que la Argentina es un país con gente talentosa y emprendedora a la que hay que darles las herramientas para que se puedan desarrollar. Ese compromiso fue renovado hoy ante la gente de Rivadavia, como ayer lo hizo en La Matanza, en el Conurbano Bonaerense, para que logren igualdad de oportunidades. Allí había expresado su deseo de que las empresas pequeñas lleguen a ser medianas, y las medianas a ser grandes, porque significaría que Argentina creció.

Para Rivadavia, la señal es menos pretenciosa. Alcanzará con que sus pobladores primero tengan agua y cloaca y un hábitat más digno y confortable.

Salta, 15 de noviembre de 2017

Te puede interesar